Benedicto XVI llegará el domingo a Australia tras 21 horas de vuelo

ROMA (AFP) – El papa Benedicto XVI, de 81 años, partirá el sábado con destino Sídney, en Australia, a donde llegará tras un vuelo de unas 21 horas, el viaje más largo que ha realizado en tres años de pontificado, según el programa oficial divulgado por el Vaticano.

El Papa cambiará de hemisferio para reunirse con los jóvenes de todo el mundo con motivo de las 23ª Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ).

Partirá a las 10H00 hora local del aeropuerto romano de Fiumicino rumbo a Australia, comenzando así su noveno viaje apostólico fuera de Italia.

El pontífice recorrerá 13.269 kilómetros de vuelo y aterrizará primero en el aeropuerto de Darwin (norte de Australia) para una escala técnica.

Su llegada ha sido prevista a la base militar de Richmond el domingo 13 de julio a las 15H00 hora de Australia.

Después de recibir en la escalerilla del avión el saludo del primer ministro de Australia, Kevin Rudd, del cardenal George Pell, Arzobispo de Sídney, y de otras autoridades civiles y religiosas, Benedicto XVI se trasladará en automóvil a la residencia privada del Kenthurst Study Centre, a unos 40 kilómetros de Sídney, donde permanecerá hasta el miércoles 16 por la tarde.

El Papa alemán, con una salud frágil, permanecerá en total nueve días en Australia y descansará los primeros tres de las fatigas del largo viaje en esta hacienda rural de mil hectáreas del Opus Dei.

La mañana del jueves 17 comenzará oficialmente la visita a Australia, con la ceremonia de bienvenida de las autoridades del país en la Casa de Gobierno de Sídney.

Benedicto XVI pronunciará 11 discursos durante su visita, entre ellos una homilía al aire libre el domingo.

El jefe de la Iglesia católica se reunirá en varias ocasiones con los 125.000 delegados de todo el mundo convocados para las JMJ, a los que se sumarán miles de jóvenes australianos.

Entre los temas que el Papa abordará durante su peregrinaje figura la situación de los aborígenes que padecen aún las consecuencias de siglos de usurpación y el delicado problema de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes australianos.

La orden religiosa de San Juan de Dios de ese país tuvo que indemnizar en 2002 con más de 2 millones de euros a 24 incapacitados físicos que habían sufrido abusos entre 1960 y 1990.

You must be logged in to post a comment Login