Espinosa, una cantante y mujer de presidente muy distinta a Bruni

MADRID (AFP) – Sonsoles Espinosa comparte con Carla Bruni la particularidad de ser cantante y esposa de un presidente (José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolas Sarkozy, respectivamente). Pero ahí se acaba el paralelismo entre la española y la francesa, antes famosa ‘top-model’ y ahora exitosa cantante de pop.

La mujer del presidente galo acaba de anunciar un adelanto de su próximo disco, que saldrá a la venta el viernes. Sonsoles Espinosa, de 46 años, canta música lírica y sigue desde hace años una discreta pero honorable carrera de soprano. Ha colaborado con grandes coros y orquestas españoles, como el del Teatro Real de Madrid.

A diferencia de la primera dama francesa, Espinosa está prácticamente ausente de la vida pública española. Entre sus escasas apariciones públicas de los últimos tiempos, algún mitin durante la campaña para las elecciones del pasado 9 de marzo, su breve salida al balcón del PSOE la noche de la nueva victoria de su marido y su discreta presencia en el Parlamento para el discurso de investidura de Zapatero como presidente del Gobierno.

“Es una persona discreta”, confirma a la AFP el gerente de la orquesta sinfónica del Teatro Real, Pedro González, que afirma conocer a esta persona “extraordinariamente buena y amable” desde hace años, cuando cantaba en León, antes de mudarse con su marido a Madrid.

Esta mujer elegante, de pelo corto, está casada desde hace 18 años con el líder socialista, a quien que conoció en 1981 en la Facultad de Derecho de la Universidad de León, la ciudad de Zapatero. La pareja tiene dos hijas, Laura y Alba, de las que la prensa del corazón apenas ha publicado fotos.

“Quiere que la carrera política de su marido interfiera lo menos posible en su vida privada y en su carrera profesional”, afirmaba el diario El Mundo en una de las escasas semblanzas que le ha dedicado la prensa. Así, cantó en el más estricto anonimato en mayo de 2007 en el teatro de Chatelet, en París, en una serie de representaciones de ‘Carmen’, la ópera de Bizet.

“A partir del momento en que ha optado por incorporarse a un coro, hay que respetar a esta mujer que forma parte de un grupo y que no busca protagonismo”, explicaba entonces una responsable del teatro al periódico El País, subrayando que ningún medio de comunicación francés había informado de su presencia en París.

You must be logged in to post a comment Login