Isinbayeva, con récord, Robles y Saladino brillan en Golden League de Roma

ROMA (AFP) – La rusa Yelena Isinbayeva batió su récord del mundo de salto con pértiga al alcanzar la marca de 5,03 metros, este viernes en Roma durante la tercera etapa de la Golden League de atletismo, en la que también brillaron en sus disciplinas Dayron Robles e Irving Saladino.

Isinbayeva superó su anterior plusmarca al aire libre, que estaba fijada en 5,01 metros desde el 12 agosto de 2005, en su victoria en la final del Mundial de Helsinki.

Tras haber fracasado por muy poco en su primer intento, la rusa logró superar la barra en el segundo, logrando así su 22o plusmarca del mundo, teniendo en cuenta las doce al aire libre y las diez en sala. Con ello se acerca a su objetivo de igualar al mítico Sergei Bubka logrando 35 récords.

“Grazie a tutti (gracias a todos)”, fue lo primero que Isinbayeva dijo al público de Roma tras su gran éxito, que celebró con euforia y con una bandera rusa cubriéndole los hombros.

Este nuevo récord, en puertos de la gran cita de Pekín-2008, avala sus últimos meses de trabajo con Vitaly Petrov, ex entrenador de Bubka y con el que ha estado trabajando en Donetsk y en la localidad italiana de Formia.

Por su parte, el cubano Dayron Robles continúa con su gran estado de forma y resultados y volvió a brillar en los 110 metros vallas.

Por desgracia para él, esta distancia no es una de las diez que permite alcanzar el ansiado ‘jackpot’, ya que finalizó con 13,08 metros, dejando al segundo, el ucraniano Sergei Demidyuk, a más de treinta centésimas (13.40).

También con autoridad y buenas sensaciones, el panameño Irving Saladino regresó a la competición ganando con un salto de 8,30 metros en la prueba de longitud, después de un mes de parón por una tendinitis en una rodilla.

El estadounidense Jeremy Wariner se tomó la revancha de su compatriota LaShawn Merritt, que ya le ha ganado en dos ocasiones esta temporada, y se apuntó el triunfo en la pista romana, por una centésima de segundo (44.36 contra 44.37).

La nota decepcionante del día vino por medio del jamaicano Asafa Powell, que sufrió una pequeña lesión en las series clasificatorias de los 100 metros y no tomó la salida en la final, como medida de precaución.

El ex plusmarquista mundial, que terminó quinto de su serie con un tiempo de 10.19, había ocupado la cabeza de su prueba, antes de relajarse en los últimos treinta metros.

“No es nada grave, pero ha recaído de una contractura en los adductores”, explicó poco después de la carrera Doyle, añadiendo que el corredor no participaría en la final para no tomar ningún riesgo. Con su tiempo, Powell era el noveno y último clasificado para la final.

Por su parte, el atleta sudafricano Oscar Pistorius, que tiene amputadas las dos piernas y que corre con prótesis, falló en su intento de alcanzar la mínima olímpica (45.55), de la que quedó a más de un segundo en los 400 metros (46.62).

You must be logged in to post a comment Login