Para Hinojosa las partituras deben interpretarse de manera libre.

* Lo anterior lo dijo el guitarrista Javier Hinojosa y Franco.

Taxco, Gro., 11 Jul (Notimex).- Una partitura musical “es sólo
un guión, una abreviación de la obra a la que hay que completar con
nuestra interpretación”, afirmó el maestro Javier Hinojosa y Franco
en una conferencia magistral.

“Yo no soy purista y pienso que las obras deben ser
interpretadas de manera libre, siempre que uno no se exceda y se
salga del guión y del estilo impuesto por el autor”, añadió, ante una
veintena de jóvenes guitarristas.

Hinojosa, a quien está dedicado este año el Undécimo Concurso y
Festival Internacional de Guitarra de Taxco, habló de las múltiples
formas que existen de interpretar la música antigua -barroca y
clásica- para guitarra.

“La interpretación musical es como llevar a la cocina una receta
culinaria. Uno hace el platillo conforme dice aquélla, pero el
resultado es diferente por la sazón de cada persona. En música, la
sazón es el énfasis que uno pone en cada nota”, señaló.

Advirtió que el intérprete “no debe poner ingredientes extraños
o disonantes que alteren el original del autor”, y precisó que la
“glosas” o “adornos” no deben derivar en una melodía.

Hinojosa, nacido en 1933 en la Ciudad de México, enseñó a los
escuchas de la conferencia magistral Música antigua diversas formas
de interpretarla, sin modificar los guiones establecidos por sus
compositores.

Citó diversas técnicas de digitación en la interpretación
guitarrística, tales como la desigual, consistente en alargar o
acortar notas; la piguetta, utilizando sólo dos dedos o el dedillo,
con un sólo dedo.

En los siglos XVI al XVIII hubo dos escuelas de ornamentación
musical, la francesa y la italiana, que los músicos alemanes y la
Revolución Francesa (1789) conciliaron en una fórmula de
interpretación ponderada.

La exposición de Hinojosa, ilustrada con ejecuciones propias con
una vihuela soprano e interpretaciones corregidas de sus alumnos
eventuales, fue rica en enseñanzas de orden técnico y filosófico.

Estas fueron algunas de las expresiones que motivaron el
regocijo de los escuchas, la mayoría estudiantes de música y
participantes del Undécimo Concurso Internacional de Guitarra de
Taxco.

Sigue
Para Hinojosa las partituras/dos/Taxco.
.
Cada época tiene su propia forma de sentir la música, su
expresión artística, su léxico, su entonación, su sintaxis, sus
gustos y sus convenciones.

Hinojosa ha enseñado en las escuelas de música más prestigiosas
de Francia, Portugal, Italia, España y México; es autor de más de 20
piezas para guitarra y actualmente dirige el ensamble de Música
antigua La Gallarda.

Este grupo musical encabezará esta noche el concierto de
clausura del Festival Internacional de Guitarra de Taxco 2008 y la
ceremonia de premiación del Undécimo Concurso Internacional de
Guitarra.

El festival es organizado cada año por el Instituto Guerrerense
de Cultura, el Centro Cultural Taxco Casa Borda y el Consejo Nacional
para la Cultura y las Artes, coordinado por Rosario Cambray y el
maestro Juan Carlos Laguna.

Por su parte, el guitarrista y laudero Iván Rísquez, dijo en una
conferencia magistral que la figura de la guitarra nada tiene que ver
con la silueta femenina o cualquier otra figura humanoide.

De acuerdo con el especialista, quien participa en dicho
festival, hay dos hipótesis de carácter técnico que definieron su
diseño actual desde época remota.

Una alude razones acústicas para explicar que el puente y la
boca de la tapa armónica deben estar separados en cada uno de los dos
óvalos que estructuran el cuerpo de la guitarra.

La otra hipótesis invoca una causa física importante: las curvas
femeninas de la guitarra hacen más resistente o compacta su caja de
resonancia ante eventuales golpes o presiones externas.

Rísquez, concertista y guitarrero desde 1995, aseguró que la
guitarra tiene su ascendiente directo en la vihuela, instrumento de
progenie europea, y no en el laúd de origen árabe.

“Cuando los árabes dejaron España en 1492 se llevaron El Corán,
su comida y el laúd, pero no la vihuela, la cual se tocaba ahí, en
Francia, Alemania e Italia, antes de que llegaran a Europa 800 años
antes”, precisó.

Adujo también que si uno busca en el Diccionario de la Real
Academia de la Lengua Española el término laudero (derivado de la
palabra laúd) no aparece por ningún lado en relación con la guitarra.

La vihuela, en cambio, tiene numerosos descendientes en Europa,
España y América Latina. En esta región hay por lo menos cuatro en
Venezuela, otros tantos en México, Colombia, Puerto Rico y Cuba.

Sigue
Para Hinojosa las partituras/tres/Cuba.
.
El conferencista, becario del Fondo para la Cultura y las Artes
(FONCA) en 2004, trazó el recorrido propio de la guitarra, a partir
del siglo XV en España, tras desligarse de la vihuela.

Entre sus constructores históricos figuran el poeta y músico
Vicente Espinel -creador de la décima espinela-, quien a finales del
siglo XVI agregó una quinta cuerda doble a su primer diseño.

De esa fecha a mediados del siglo XIX, la “guitarra fue la
pariente pobre de la vihuela”, sin que ningún músico de renombre se
tomara el cuidado de brindarle la atención debida.

Pero los guitarreros o lauderos sí se la dieron. A finales del
siglo XVII Antonio Estradivarius, el famoso constructor de violines y
chelos, diseñó una guitarra con su sello de la casa.

En el siglo XVIII el padre Basilio, de España, y un guitarrero
francés le incorporaron una sexta cuerda sencilla y a principios del
XIX, el gran compositor Fernando Sor la rescató para el repertorio
clásico.

La guitarra alcanzó su configuración actual de la mano de dos
guitarreros españoles: José Pernás, granadino, y Antonio de Torres,
almeriano, maestro y discípulo, respectivamente.

Este último la hizo más grande, le alargó las cuerdas, la
construyó con maderas más ligeras, en la caja armónica le hizo un
abanico armónico (primero de cinco y luego de siete barras) y le
quitó ornamentaciones.

Antonio de Torres (1817-1892), el padre del diseño de guitarra
aún vigente, construyó alrededor de 320 guitarras, pero sólo 66 pasan
por auténticas, toda vez que no les ponía su firma.

El XI Festival Internacional de Guitarra de Taxco es organizado por
el Instituto Guerrerense de la Cultura (IGC), el Centro Cultural
Taxco Casa Borda y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes
(CNCA).

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login