Para invertir considere la opinión de las calificadoras de riesgo.Por Erick Galicia Lozano

México, 11 Jul (Notimex).- Una de las herramientas más
utilizadas en estos días, pero a la vez no tan conocidas pese a que
cientos de empresas recurren a ellas para respaldar un proyecto, son
las calificadoras, cuyo papel es el de brindar una evaluación del
riesgo de una empresa o un instrumento de deuda.

Para entender qué son y en qué consisten las calificadoras,
debemos recordar que estas instituciones fueron creadas a fin de
prevenir y evitar pérdidas económicas que pudieran enfrentar
empresarios e inversionistas, toda vez que les permite medir el
riesgo que representa invertir en un proyecto.

A grandes rasgos, la función de las calificadoras de riesgo
consiste en analizar y evaluar la calidad crediticia de los
diferentes instrumentos de deuda que puede manejar un banco, una
empresa o incluso un país, a partir de lo cual uno puede decidir si
invierte o busca una mejor opción.

De ahí la importancia de que muchas instituciones y organismos
que llegan a manejar dichos instrumentos, busquen la referencia y el
respaldo de las calificadoras, a fin de contar con una certificación
que garantice al inversionista la redituabilidad de sus proyectos.

De acuerdo con el Banco de México, una calificadora es una
agrupación de personas morales cuyo fin social es la prestación
habitual y profesional de los servicios de estudio, análisis,
opinión, evaluación y dictamen de la calidad crediticia de
instrumentos representativos de deuda.

Lo anterior es con el fin de que exista una guía que mida el
grado de riesgo que dicho instrumento representa para el
inversionista.

Desde luego, para organizarse y operar como una institución
calificadora de valores en México, se requiere la autorización de la
Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), ya que así lo
establece la Ley del Mercado de Valores en el país.

La razón de emitir una calificación de riesgo es la de
determinar la viabilidad, oportunidad y sobre todo la seguridad de
emprender algún negocio o contrato, mientras que en el caso de los
países tiene que ver con la capacidad de éstos para cumplir con el
pago de sus deudas y obligaciones financieras.

Tanto el inversionista como el empresario siempre deben tomar en
cuenta los diversos tipos de riesgos a medir en cualquier proyecto,
los cuales pueden ser el económico y el financiero, así como el
diversificable y el no diversificable, por mencionar los más
representativos.
Sigue
Para invertir considere la opinión. dos. representativos

El riesgo económico es aquél que se asocia con las operaciones
normales de la empresa (o país) y que consiste en la posibilidad de
no cubrir los costos de operación (gasto corriente); mientras que el
riesgo financiero es el que mide cuando en préstamos y acciones
existe la posibilidad de que no se cubran las obligaciones.

En tanto, el riesgo diversificable es aquel que disminuye cuando
se invierte en más de un activo, ya que ello permite que la ganancia
de uno soporte la pérdida del otro manteniendo cierto equilibrio.

Por su parte, el riesgo no diversificable es aquel que no puede
reducirse, aun cuando se invierta en varios activos debido a que
afecta a todos los sectores en general. A este tipo de clasificación
de riesgos también se les llama sistemático o de mercado.

Así pues, las calificadoras toman en cuenta todos estos
elementos para emitir una calificación, la cual se expresa en una
combinación de letras, números y símbolos que anuncian al lector la
cantidad de riesgo que representa un determinado instrumento de
deuda, inversión o proyecto.

Un breve ejemplo de ello es el de Standard & Poor”s, que emite
calificaciones que van de la letra “A” a la “F” y que se acompa;an de
más letras, números o sígnos de (+) ó (-), según el grado de riesgo y
rentabilidad del instrumento calificado.

Entre más cercana esté una calificación a la letra “A” o ésta se
repita hasta tres ocasiones, mayor garantía habrá para el que
invierta, aunque con un rendimiento moderado; mientras que, entre más
próxima se halle de la “F”, mayor será el riesgo de incumplimiento de
pago, aunque quizás con un rendimiento mucho muy superior, debido a
su volatilidad.

Entre las firmas calificadoras de riesgo más reconocidas se
encuentran Moody”s, Standard & Poors, Duff & Phelps y Fitch, y de las
calificaciones que emitan dependerá que un inversionista decida
invertir en un proyecto de alto riesgo y rendimiento, o uno de alta
seguridad y dividendos moderados.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login