Salvadoreños comen menos por crisis alimentaria

Por Arely Muñoz..

San Salvador.- Los salvadoreños han reducido los tiempos de comida o la cantidad de alimentos ante la carestía de la canasta básica y las medidas que anunció el gobierno en nada han aliviado la crisis, afirmó  el economista Armando Flores.

El especialista, que dirige el no gubernamental Centro para la Defensa del Consumidor (CDC), señaló a Notimex que el salario de los trabajadores se deterioró por completo y por tanto la familia se alimenta menos, situación que es muy preocupante.

El experto recordó que una encuesta de la Universidad Centroamericana (UCA) divulgada hace un mes destacó que la población ha disminuido la ingesta alimentaria por el impacto que han causado los altos precios de los comestibles y de los productos en general.

“La carestía de los alimentos es una cosa tremenda, a nosotros nos entristece ver como artículos básicos como el frijol, en el que debiéramos tener mayor control porque no depende del mercado internacional, se han disparado tanto de precio”, apuntó.

“Esa es una consecuencia que el mercado no está funcionando y frente a eso la población está o reduciendo los tiempos de comida, la cantidad de comida, busca cómo irse del país y otras medidas que la gente estaría tomando”, aseveró Flores.

El frijol, al igual que el maíz, son alimentos básicos en la dieta del salvadoreño, el primer grano ha subido en forma exorbitante de precio, pese a que el gobierno importó desde Nicaragua el mes pasado un gran cargamento ante el alza que registra y el acaparamiento.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería vendió a los comerciantes el saco de frijol a 85 dólares para que lo vendieran a ese mismo precio o cinco centavos de dólar más, pero ni esa medida hizo que bajara y más bien experimentó un alza.

La libra (460 gramos) de frijol que en junio o julio del año pasado se cotizaba a 50 centavos de dólar ahora se ubica en uno o 1.25 dólares y en algunos establecimiento el abuso es mayor, sin que la Defensoría del Consumidor (DC) pueda controlarlo, dijo el economista.

Respecto a la carestía del frijol, Flores manifestó que el ministro de Agricultura, Mario Salaverría, reiteró este jueves que la crisis del grano es pura especulación.

En ese marco, el director del CDC invitó al funcionario a tomar acciones “ejemplarizantes contra los acaparadores para evitar esas prácticas que están dañando a los consumidores”, subrayó.

“El gobierno, en el caso de los frijoles tomó una medida extraordinaria, que es intervenir el mercado comprando el grano como gobierno (a Nicaragua) y metiéndolo al mercado para bajar los precios”, pero “éstos todavía no bajan”, lamentó el economista.

Al citar datos de la gubernamental Defensoría, Flores dijo que el precio del frijol en los últimos ocho meses se incrementó 40 por ciento con una cosecha récord en el país al haber producido 100 mil toneladas métricas en 2007, algo que no sucedía desde la década de 1990.

La carestía de los productos alimenticios deriva de los altos precios del petróleo en el mercado internacional y ha elevado la inflación en El Salvador, según el Banco Central de Reserva (BCR).

De acuerdo con el ente emisor, en enero de este año el Indice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 4.7 por ciento, en febrero 5.8, en marzo 6.0, en abril 6.8, en mayo 8.4 y en junio 9.0 por ciento.

La Dirección de Estadísticas y Censos (Digestyc) del Ministerio de Economía indicó que los precios de las materias primas en el mercado internacional, como el trigo y el maíz, han incidido en el encarecimiento de los alimentos en este país centroamericano.

Para Flores la preocupación es cada vez mayor porque cada mes la situación económica del país y de las familias se complica y esto se comprueba al comparar el aumento de precios de la canasta básica alimentaria con los salarios de la población.

La canasta básica en el área urbana, que contiene un grupo muy pequeño de alimentos, subió entre mayo de 2004 y junio de 2008 en 44.60 dólares y en la zona rural el alza se ubica en 37.50 dólares.

“En términos generales la canasta básica subió de 128.19 dólares a 172.83 dólares”, aseveró el economista del CDC, lo que significa un incremento del 30 por ciento.

En la zona rural la canasta costaba 93.29 dólares en mayo de 2004 y ahora pasó a 130 dólares, lo que representa un aumento de 40 por ciento, dijo.

El salario mínimo en el sector servicios e industria tuvo un alza de 33.9 dólares en los más de cuatro años de gestión del actual gobierno y significa que la canasta urbana ha subido 30 por ciento más que el incremento en el sueldo mínimo en la capital.

La situación es más dramática cuando se compara la canasta básica con el salario de la industria de la maquila, ya que los trabajadores de este sector ganan mucho menos, apuntó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login