Subsidios agrícolas dividen a economías emergentes y desarrolladas

Pekín.– Los subsidios agrícolas enfrentaron a los países industrializados y a los naciones en desarrollo durante la cumbre del Grupo de los Ocho (G-8) que se realizó en Toyako, norte de Japón.

Durante la sesión ampliada del G-8 con el Grupo de los Cinco (G-5, integrado por México, Brasil, Sudáfrica, India y China), los dos grupos expresaron sus diferencias respecto a los subsidios agrícolas que conceden los países ricos a sus sectores agrícolas y que distorsionan el mercado.

El G-5, que en esta cumbre está coordinado por México, aseguró que los subsidios son una de las principales causas de la crisis alimentaria que se vive actualmente, indicó una fuente diplomática japonesa.

Los líderes de México, Brasil, China, India y Sudáfrica insistieron –como lo hicieron en las negociaciones en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC)- que las subvenciones ponen en peligro el desarrollo de los países emergentes.

“Es imperativo crear un entorno internacional favorable al comercio relacionado con la producción agrícola, estableciendo un régimen de comercio internacional para productos agrícolas”, sostuvo la víspera el G-5, integrado por países cuya población conjunta representa casi 45 por ciento de los habitantes del planeta.

“Hoy más que nunca hay que evitar el proteccionismo comercial. Hoy, a la luz de esta crisis, debemos replantear las distorsiones que causan al mercado de productos agrícolas, los subsidios, y concluir ya la Ronda de Doha”, agregó el grupo, cuyo portavoz es el presidente mexicano Felipe Calderón Hinojosa.

Una fuente de la cancillería japonesa aseguró que ambas partes se mostraron abiertas a continuar el diálogo para encontrar una salida negociada al diferendo.

Con todo, los dos bloques acordaron cooperar para atajar la escalada de precios de los alimentos.

Las naciones emergentes enfatizaron la necesidad de incrementar la producción de comida para aliviar el impacto de los mayores precios, y señalaron como factores el aumento de los precios del petróleo, el uso de biocombustibles y los fondos especulativos.

Por su parte, el G-8 pidió a las naciones emergentes seguir los parámetros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico respecto al otorgamiento de asistencia para el desarrollo, comentario al parecer alusivo a las actividades chinas en Africa.

Los países industrializados y en desarrollo también acordaron buscar medidas para contener la escalada de los precios del petróleo, que en un año se han duplicado.


Acuerdan G-8 y economías emergentes “recortes profundos” en emisiones

Tokio.- Los líderes de 16 de los principales países emisores de gases de efecto invernadero acordaron hoy adoptar medidas para lograr “recortes profundos” en las emisiones globales para combatir el cambio climático.

El Grupo de los Ocho (G-8) y los líderes de México, Brasil, China, India, Sudáfrica, Indonesia, Corea del Sur y Australia indicaron en una declaración que combatirán el cambio climático con responsabilidades “comunes pero diferenciadas”.

La declaración señala que “las principales economías desarrolladas aplicarán, de acuerdo con sus obligaciones internacionales, objetivos a mediano plazo en todas las áreas económicas y las acciones correspondientes para lograr reducciones absolutas de las emisiones”.

Por su parte, “las principales economías en desarrollo buscarán, en el contexto del desarrollo sostenible, acciones nacionales apropiadas de mitigación, apoyadas y habilitadas por la tecnología, el financiamiento y la creación de capacidades, con la visión de lograr una desviación de las emisiones habituales”.

En la Reunión de las Principales Economías sobre Seguridad Energética y Cambio Climático (MEM), efectuada en Sapporo en el último día de la cumbre del G-8 en Japón, los dirigentes también enfatizaron la importancia de las tecnologías novedosas y de las medidas adaptativas para enfrentar los efectos adversos del cambio climático.

“Apoyamos una visión com

You must be logged in to post a comment Login