Actores y estudios de Hollywood miden fuerza entre contradicciones

LOS ANGELES (AFP) – La alianza de estudios de Hollywood acusó al principal sindicato de actores (SAG) de rechazar su última oferta para alcanzar un contrato, mientras los comediantes aseguran que plantearon contrapropuestas y que las discusiones continúan con la industria en vilo.

Mientras no se alcanza un acuerdo laboral, la industria del entretenimiento estadounidense vive una “huelga de facto”, por lo tanto “cualquier aplazamiento adicional para alcanzar un acuerdo razonable y comprensivo hará un mal favor a los miles de trabajadores de nuestra industria que ya han resultado seriamente dañados por el empeoramiento de la huelga de facto”, indicaron los estudios.

Tras una reunión crucial el jueves, los actores no cedieron ante una “oferta final” de la Alianza de Cine y Televisión (AMPTP) para acordar los términos del próximo acuerdo laboral.

Ambas organizaciones no hicieron más que medir fuerzas y, según el SAG, ahora esperan la respuesta de los estudios a las contrapropuestas planteadas, que no fueron reveladas como tampoco los puntos que los dividen.

El SAG “presentó a la AMPTP su respuesta a la propuesta emitida por los productores el 30 de junio (…) Miembros del comité negociador del SAG se reunirán el viernes para discutir la respuesta de la AMPTP”, dijo la nota de los actores sin revelar más detalles.

El director ejecutivo nacional del SAG, Doug Allen, dijo a la revista especializada en la industria Variety que es injusto que la AMPTP diga que los comediantes rechazaron de plano su oferta.

“Aceptamos piezas de su oferta. E hicimos varios movimientos significativos en su dirección, por lo tanto decir que rechazamos no es justo”, señaló Allen.

Pero la AMPTP divulgó un duro comunicado asegurando que el SAG “rechazó” su “oferta final” e hizo un llamado a que lo acepte a como dé lugar.

“El rechazo por parte de los líderes del SAG de Hollywood a aceptar esta oferta es lo último en una serie de acciones del liderazgo del SAG que, en nuestra opinión, pone la paz laboral en riesgo”, indicó.

Para la AMPTP, la reunión del jueves demostró que la cúpula del comité negociador del SAG tiene “expectativas irracionales para obtener más en estas negociaciones que lo que los directores, guionistas y otros actores han obtenido en sus negociaciones” respectivas.

“Nuestra oferta final a los miembros del SAG incluye más de 250 millones de dólares en compensaciones adicionales, importantes derechos en cuanto a los nuevos medios y protección para la pensión (de retiro) así como beneficios de salud”, agregó el comunicado de la AMPTP.

Hollywood está en el limbo con decenas de producciones paralizadas porque el 30 de junio se venció un contrato previo entre el SAG y la AMPTP sin ningún nuevo acuerdo para reemplazarlo, pero el SAG ha insistido en que “no quieren la huelga”.

Las negociaciones subidas de tono entre el SAG y la AMPTP provocaron temores de una nueva paralización luego de la huelga de guionistas que duró 100 días entre noviembre y febrero de este año y que llevó a la industria al caos con pérdidas cifradas en 2.000 millones de dólares.

Los actores están en busca de una mayor porción de los beneficios de los derechos de autor de los nuevos medios o de las ventas de internet.

Para complicar aún más el tema, están abiertamente enfrentadas las dos mayores asociaciones de actores, el SAG de 120.000 miembros y la Federación Estadounidense de Artistas de Televisión y Radio (AFTRA) de 70.000 miembros.

El primero fracasó en su intento de persuadir a la AFTRA de que rechazara un acuerdo por separado con la Alianza de Productores de Cine.

Líderes gremiales del SAG lanzaron una agresiva campaña para derrotar el contrato con la AFTRA por separado, pero una abrumadora mayoría de este último sindicato votó a favor del nuevo contrato el martes (62,4%), dejando al SAG aislado, como la única gran organización de trabajadores de la industria del entretenimiento que no acordó

You must be logged in to post a comment Login