Chávez y Uribe dejan atrás crisis y abren una nueva página en relaciones

PUNTO FIJO, Venezuela (AFP) – Las relaciones entre Colombia y Venezuela entraron el viernes en una “nueva etapa”, afirmaron sus respectivos mandatarios Alvaro Uribe y Hugo Chávez, tras una reunión en la que dieron por zanjada la crisis bilateral y reimpulsaron sus proyectos de cooperación.

“Venezuela y Colombia están destinadas a estar juntas y para siempre (…) Yo respondo sí: Comenzó hoy, este 11 de julio, una nueva etapa entre Colombia y Venezuela y estamos muy felices de que así haya sido”, declaró Chávez tras este encuentro, celebrado en Punto Fijo (Estado de Falcón, noroeste de Venezuela)

Por su parte, Uribe aseguró que había sido una “reunión constructiva, que se había propuesto y planeado con el más positivo espíritu”.

“Somos iguales, hermanos en la historia, en el presente, en el futuro y el reconocimiento de esa realidad lo facilita todo”, aseguró el mandatario colombiano.

Después de meses de insultos y críticas cruzadas, los dos mandatarios se encerraron cara a cara durante más de dos horas. “Nos debíamos esa conversación”, aseguró el presidente venezolano.

Fue el momento de los “reclamos”, según Uribe, quien contó que Chávez le había mostrado su malestar porque no le llamó para informarle que había decidido suspender su mediación ante la guerrilla de las FARC a finales de 2007.

“Y se lo acepté. Es bueno decirlo en público”, aseguró el mandatario colombiano.

Uribe evitó hablar sobre una futura posible mediación de Chávez en la búsqueda de un canje humanitario con la guerrilla y se limitó a señalar que Venezuela y Cuba le han ayudado mucho con el proceso iniciado con los rebeldes del ELN.

Además, recordó el rescate, el 2 de julio, de la franco-colombiana Ingrid Betancourt y de otros 14 rehenes de las FARC y confió en que se pueda liberar pronto “a los otros 27 colombianos que las FARC ha llamado canjeables y eliminar el delito del secuestro”.

Sin embargo, Uribe evitó referirse al comunicado divulgado este viernes por las FARC en las que los insurgentes consideran que dos de sus líderes guerrilleros a cargo de los secuestrados los habían traicionado.

“El problema interno de Colombia es el problema interno de Colombia y nosotros sólo hemos tratado de ayudar cuando se nos ha solicitado. Si en algún momento, se nos solicitara, humildemente estaremos a la orden para tratar de ayudar”, aseguró, conciliador, Chávez.

El 1 de marzo, cuando el Ejército colombiano atacó un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano y mató al número dos de la guerrilla, Raúl Reyes, Chávez envió tropas a la frontera con Colombia y congeló temporalmente las relaciones diplomáticas.

Este viernes, los mandatarios afirmaron que habían dado órdenes a sus cancilleres para normalizar esta situación diplomática.

“A partir de hoy comienza una nueva etapa. Hemos decidido retomar el camino que vinimos construyendo desde que usted llegó a la presidencia de Colombia” insistió Chávez.

La reunión bilateral de los dos mandatarios, la primera desde finales de 2007, no concluyó con la firma de acuerdos concretos en el ámbito comercial, energético o de infraestructuras, que serán concretados por los expertos de ambos países a medio plazo.

“No traíamos una agenda previa, veníamos a conversar y retomar estos temas y a relanzar nuestras relaciones humanas, políticas, sociales y económicas”, declaró Chávez, manifestando su deseo de “recuperar el tiempo perdido”.

Sin embargo, los presidentes citaron la necesidad de incrementar los mecanismos de cooperación fronteriza, debido sobre todo al narcotráfico, explicaron que habían conversado del proyecto de un ferrocarril transfronterizo y del impulso a los intercambios comerciales entre ambos países, que el año pasado ya significaron casi 6.000 millones de dólares.

“Tenemos el deber de ayudarnos mutuamente. Colombia puede necesitar en el futuro el gas de Venezuela. Por encima de lo que gano y lo que pierdo hay que pensar en cómo nos ayudamos, en la cuestión de los alimentos, en el tema energético en general”, declaró Uribe desde este Centro de refinación de Paraguaná, el mayor del mundo, con una capacidad de procesar 940 millones de barriles diarios, según cifras oficiales.

You must be logged in to post a comment Login