Nativos americanos alzan sus voces en Washington

Cientos de nativos americanos de diferentes regiones del país
entregaron este viernes en Washington un pliego de dieciséis peticiones
bajo el documento “Manifiesto para el cambio”, que fue recibido por el
legislador John Conyers, jefe del Comité Judicial del Congreso.

Para llegar a esta capital los nativos americanos tuvieron que caminar más de 8 mil millas en 175 días en lo que conocen como “La Caminata más Larga II” .

Algunos llegaron desde California y Utah, otros de Lousiana y Oklahoma pero también de Nueva York, Carolina del Norte así como de Canadá, Europa y otros estados de la Unión Americana.

Según los organizadores la caminata la realizan para defender los derechos de los pueblos nativos estadounidenses, por la protección del medio ambiente, para detener el calentamiento del planeta, la protección de los lugares sagrados indígenas, por la sobrevivencia cultural, y la promoción de los jóvenes nativos.

Una delegación de nativos estaba supuesta a ser recibida en el Congreso pero Conyers, lesgislador por Michigan, decidió visitarlos hasta donde ellos se encontraban debajo de unos árboles a un costado del Capitolio.

“Les aseguro que el Comité Judicial va a estudiar todas y cada una de las partes que contiene este Manifiesto por el Cambio”, enfatizó.

Conyers no solamente prometió someter el manifiesto al Comité que dirige y hacer los trámites para que llegue al pleno de legisladores sino que también criticó la Oficina de Asuntos Indígenas porque “necesita muchas mejoras”, remarcó.

En 1978, cuando se presentaron en el Congreso estadounidense 11 proyectos de ley que amenazaban con derogar los tratados del gobierno de EEUU con las naciones indígenas, cientos de nativos estadounidenses caminaron desde la costa oeste (océano Pacífico) hasta Washington DC en un esfuerzo pacífico y espiritual para educar al público sobre los derechos de los indígenas y las formas de la vida de los nativos.

El recorrido a pie de 3.600 millas que se titulóHíjole The Longest Walk —la caminata más larga— tuvo éxito en su objetivo: reunir apoyo suficiente para detener la propuesta de derogación de los tratados de las naciones nativas con el gobierno de EEUU.

Además, la caminata tuvo como resultado la aprobación de Ley de Libertad Religiosa de los Indígenas Estadounidenses de 1978, permitiendo que los nativos estadounidenses puedan practicar sus religiones tradicionales, por primera vez desde 1492.

” A lo largo de la misma Ruta del Norte recorrida en 1978, la misión de los caminantes de 2008 es la “Renovación del espíritu caminando por las huellas de nuestros antepasados”, mientras que otro grupo caminó por la Ruta del Sur con la campaña Limpieza de la Madre Tierra, en la que los caminantes efectuaron la recolección de basura a lo largo del camino.

Juntos, los dos grupos cubrieron un total de 8.000 millas o 14.000 kilómetros a pie. The Longest Walk 2 -La Caminata Más Larga II- es un recorrido realizado a pie por miles de lideres indígenas de Estados Unidos y sus aliados del mundo, partiendo desde San Francisco, California hasta Washington, DC.

Partiendo el 11 de febrero de 2008 y durante 5 meses, los caminantes han recorrido las dos rutas que comenzaron desde la prisión de Alcatraz en San Francisco, California.

“Venimos de todos los rincones de Estados Unidos y algunas personas de todo el mundo”, afirma Dennis Banks, el cofundador de la AIM (American Indian Movement) y el líder de la caminata.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login