Raúl Castro anuncia a los cubanos tiempos difíciles en la economía

LA HABANA (AFP) – El presidente de Cuba, Raúl Castro, anunció este viernes a los cubanos que la situación económica del país obliga a un mayor control de recursos, a producir más, a aplicar impuestos e impide un rápido aumento salarial.

Al clausurar la primera sesión parlamentaria desde que asumió la presidencia de Cuba hace cinco meses, el general de 77 años emitió un discurso de casi una hora en el cual arremetió contra el derroche, la ineficiencia, la negligencia y el robo entronizado en el país.

“¡Hay que virarse (volver) para la tierra!. ¡Hay que hacerla producir! (…) No puede quedar una hectárea apta sin sembrar”, alertó el mandatario, en la primera sesión anual del Parlamento.

Vestido de guayabera blanca, Castro advirtió que la crisis internacional “puede empeorar” y lleva a Cuba a hacer ajustes en la economía: “Es inevitable que sufriremos cierto impacto en determinados productos y servicios”, advirtió, sin precisar.

En ese sentido, Castro advirtió de la urgencia de elevar la producción agrícola en el país y “revertir definitivamente la tendencia al decrecimiento del área de tierra cultivada”, que entre 1998 y 2007 disminuyó en un 33%.

“Admiro la gran empresa socialista, incluidas las agropecuarias, y no renunciaremos a ellas”, advirtió, no obstante, al descartar cualquier reforma de corte capitalista.

El presidente añadió que la demanda social de aumentar y darle valor al salario “dependerá de la situación económica del país” y añadió que “quisiéramos ir más rápido, pero es necesario actuar con realismo”.

“Es mi deber expresarlo con franqueza, pues no sería ético crear falsas expectativas. Decir lo contrario sería engañarlos”, subrayó, y reiteró la disposición de su gobierno de pagar a cada quien según su rendimiento.

“Igualdad no es igualitarismo. Este, en última instancia, es también una forma de explotación: la del buen trabajador por el que no lo es, o peor aún por el vago”, destacó.

Fustigó a quienes divulgan la “absurda mentira” de que los cubanos ganan 17 dólares al mes por establecer la equivalencia de los 400 pesos de salario promedio, sin considerar los subsidios de que goza la población.

Raúl Castro agregó que para elevar los salarios debe haber “orden, control y rigurosa exigencia que aseguren eficiencia, ahorro y eviten robos o desvíos de recursos”.

Anunció que, ante la falta de fuerza laboral y el envejecimiento de la población, se someterá a consulta popular un proyecto para aumentar en cinco años la edad de jubilación -60 a 65 los hombres y 55 a 60 las mujeres-, para ser ratificado en diciembre por el Parlamento y que entre en vigor en un proceso gradual de 2009 a 2012.

El presidente afirmó que se estudia también la posibilidad de autorizar el “pluriempleo”, para que los trabajadores puedan tener “más de un contrato laboral” y percibir más ingresos.

También destacó que aplicará lo que llamó un “adecuado sistema de impuestos” y señaló la necesidad de eliminar “gratuidades indebidas y el exceso de subsidios”.

El mandatario afirmó que su hermano Fidel Castro, quien se alejó del poder por enfermedad tras casi medio siglo de gobierno, lo apoya totalmente.

“Me dijo que estaba totalmente de acuerdo (…), que está perfecto”, dijo Raúl, al señalar que Fidel revisó su discurso a pesar de que “tiene su vida muy activa, haciendo ejercicios, escribiendo, meditando, pensando”.

En cinco meses de gobierno, Raúl Castro levantó prohibiciones a los cubanos de hospedarse en hoteles, alquilar autos o contratar celulares; liberó la compra de DVD, videos, microondas y computadores, además de autorizar licencias a transportistas privados, pero este viernes no anunció cambios esperados por la población.

Raúl Castro rechazó que las medidas que emprendió su gobierno sean “cosméticos” como las califica Washington, y advirtió que su país “jamás” cederá a “la presión o el chantaje”.

You must be logged in to post a comment Login