.Rinden reconocimiento en Nueva York a la pintora Frida Kahlo.

México, 12 Jul (Notimex).- La pintora mexicana Frida Kahlo,
quien murió el 13 de julio de 1954, tuvo cercana relación con algunos
de los más destacados artistas de su época, y así lo muestra la
exposición que la víspera fue inaugurada en Nueva York.

Bajo el título de “Frida Kahlo y el renacimiento mexicano”, la
Galería Throckmorton de la “Gran manzana” ofrece un total de 34
fotografías de la creadora, quien fuera esposa de Diego Rivera, la
mayoría de ellas en blanco y negro.

Exhibidas hasta el 14 de septiembre próximo, las imágenes son
testigo de la amistad que tenía con sus retratistas, destacados
fotógrafos de la primera parte del siglo XX, como Nickolas Muray,
Bernard Silberstein, Manuel Alvarez Bravo y Edward Weston, entre
otros.

Convertida en una de las pintoras más cotizadas de la
actualidad, Frida Kahlo, quien nació el 6 de julio de 1907, fue una
mujer de temperamento que siempre dio la cara a la adversidad, pues a
los seis años de edad un ataque de poliomielitis le afectó una
pierna.

Sin embargo, la tragedia nunca la marcó, no obstante que a los
19 un accidente la condenó a la parálisis permanente, por lo que
asumió la intensidad como su forma de vivir y dar rienda a su impulso
creador.

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, su nombre completo,
creció en el barrio de Coyoacán del México prerrevolucionario, siendo
la tercera hija del matrimonio de Guillermo Kahlo y Matilde Calderón,
donde desarrolló una vida normal.

En 1922 inició sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria,
donde observó a Diego Rivera pintar el mural “La creación”. Fue
durante esa época que tomó algunas clases de grabado con el maestro
Fernando Fernández.

Para septiembre de 1926 sufrió un terrible accidente, cuando, en
compañía de su novio Alejandro Gómez Arias, viajaba en un autobús que
fue colisionado por un tranvía.

El resultado fue rotura de la columna vertebral en tres partes,
así como la clavícula, tres costillas, la pierna y el pie derecho.

Además, un tubo le atravesó la cadera hasta el sexo,
produciéndole una triple fractura de la pelvis que le impediría
después tener hijos.

Ese accidente la marcaría para toda su vida, habiendo sido su
manantial de horrores físicos y en muchos momentos, origen de la
tragedia reflejada en su obra artística.

Sigue

Rinden reconocimiento. dos. artística

Su padre la acompañó en la convalecencia obsequiándole material
para pintar, el cual habría de convertirse en su único consuelo
durante largos periodos de tratamientos e intervenciones quirúrgicas.

Fue durante su convalecencia cuando empezó a pintar sus primeras
obras: retratos oscuros, de formas rígidas y convencionales.
Posteriormente, ya con Diego como pareja, perfeccionaría su técnica
pictórica.

Su reencuentro con Rivera ocurrió cuando éste regresó de Rusia,
en 1927, y pintaba los frescos de la Secretaría de Educación. Ella le
llevó sus primeros cuadros y el pintor mostró interés por la artista
y su obra; dos años más tarde se casarían, cuando ella tenía 22 años
y él 43.

Frida y Diego se unieron en 1929 y ella siempre tuvo la obsesión
de tener un hijo, lo intentó más de una vez con resultados trágicos,
incluso poniendo en riesgo su vida.

La relación entre ambos era retroalimentada porque compartieron
muchos aspectos de la vida mexicana que en los años 30 y 40 se
vivieron intensamente. Participaron tanto de la vida política como de
la plástica y lograron convocar a grandes artistas e intelectuales.

Según sus biógrafos, la vida sentimental de ambos fue tortuosa y
variada, pues tanto uno como otro mantenía relaciones extra
conyugales permitidas. Diego tenía gran debilidad por las mujeres y
ocasionaba celos, inseguridades, soledades y desazones a Frida.

El genio, temperamento y personalidad de Frida quedaron
impregnados en su pintura, que la convirtieron en un personaje
universal, pues su obra trascendió la intimidad con que fue realizada
y actualmente es una de las pi

You must be logged in to post a comment Login