Ronaldinho, en lucha contra la balanza, entrena fuerte en Brasil

SAO PAULO (AFP) – El brasileño Ronaldinho (FC Barcelona, España), preocupado con su forma física, comenzó anticipadamente en Porto Alegre un intenso programa de ejercicios para estar en forma frente a la posibilidad de integrar la selección de fútbol de Brasil en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008.

Ronaldinho, que figura con 80 kg en la ficha del club azulgrana, se negó a hablar de su peso en una reciente conferencia de prensa, pero dijo que su motivación por estar en Pekín le permtirían salvar todos los obstáculos.

Su hermano y empresario Roberto de Assis Moreira aseguró que el preparador físico Paulo Paixao dejaría en forma a Ronaldinho en pocas semanas, antes de los Juegos Olímpicos, pero para garantizar el éxito en su lucha contra la balanza, el programa se adelantó dos días, con sesiones matutina y vespertina.

Ronaldinho no disputa un partido oficial hace cuatro meses, desde que tuvo una contusión muscular en un muslo el 9 de marzo cuando el FC Barcelona perdió 2-1 frente al Villarreal por la Liga española.

“Aún habiendo quedado largo tiempo fuera de las canchas, Ronaldinho podrá estar en buena forma el 22 de julio, el día de presentación de los jugadores” ante el entrenador de la selección brasileña, Dunga, enfatizó Paixao.

“Ya hizo todas las pruebas necesarias y a partir de la evaluación de los resultados podremos iniciar el trabajo de recuperación física”, agregó.

El FC Barcelona dejó entrever esta semana que no liberaría para los Juegos Olímpicos a su talentoso volante (considerado el mejor jugador del mundo por la FIFA en 2004 y 2005), pero Ronaldinho y Assís confían en llegar a un acuerdo con el equipo catalán.

“Estoy feliz y motivado (…), pocos tienen la posibilidad de participar en dos Juegos Olímpicos. No hay mejor motivación que ir allá y conquistar el oro que dejamos escapar”, declaró Ronaldinho, que estuvo en Sydney-2000, cuando tenía menos de 23 años.

En esta ocasión, fue citado por Dunga entre los tres mayores de 23 años permitidos por el reglamento del torneo olímpico de fútbol.

“Voy a llegar bien (a Pekín), quedé mucho tiempo sin jugar y nunca había pasado por eso, ahora tengo una motivación muy grande para entrenar y mucha nostalgia de jugar”, dijo el internacional brasileño.

You must be logged in to post a comment Login