Venezuela logra acuerdo amistoso para nacionalización de acería argentina

CARACAS (AFP) – Venezuela llegó a un acuerdo amistoso sobre el precio que pagará a la argentina Techint por la siderúrgica Sidor, que será nacionalizada sin necesidad de expropiar, anunció este sábado el presidente Hugo Chávez.

“Vamos a hacer un avalúo porque dicen que tienen inversiones. En dos meses fijaremos el precio real y definitivo que les vamos a pagar”, dijo Chávez en un discurso televisado desde la ciudad de Coro, 300 km al noroeste de Caracas.

“Hoy estamos tomando el control completo de las operaciones de Sidor, en un acuerdo amistoso. No hubo necesidad de ningún conflicto ni de ninguna acción compulsiva”, agregó el mandatario.

El nuevo presidente de la siderúrgica será el ministro de Industrias Básicas y Minería, Rodolfo Sanz.

Sidor, la mayor acería de la zona andina y del Caribe con una producción de 4,3 millones de toneladas de acero líquido en 2007, fue objeto de un decreto de nacionalización en mayo que permitía la expropiación en caso de que no se llegase a un acuerdo sobre su precio.

Ese mismo decreto fijó el 30 de junio como plazo para llegar a un acuerdo sobre el precio de la acería, con posibilidad de extenderlo hasta este sábado 12 de julio y eventualmente conceder otra prórroga.

En la siderúrgica, el consorcio argentino Techint posee el 60% de las acciones, otro 20% está en manos del Estado y el resto pertenece a los trabajadores.

La nueva distribución accionaria será de 70% para el Estado venezolano, 20% para los trabajadores y 10% permanece en manos de Techint, según fuentes cercanas a la negociación.

A partir de ahora, Sidor se convertirá en una empresa socialista, insistió el mandatario.

“Todas las ganancias se las llevaban del país, era un capitalismo salvaje, como el vampiro, el conde Drácula. Ahora no, las ganancias se van a quedar aquí, la empresa va a ser del Estado y socialista”, exclamó Chávez.

En su dicurso, el presidente venezolano sostuvo que Techint pedía inicialmente 4.000 millones de dólares por su participación en Sidor, precio que calificó de exagerado, y criticó que el Estado vendía hierro y energía eléctrica subsidiados a la firma siderúrgica.

De ese precio inicial de 4.000 millones de dólares, Techint habría reducido sus aspiraciones a 2.400 millones de dólares, según fuentes oficiosas. Por su parte, el gobierno de Venezuela, que lanzó una primera oferta por 800 millones de dólares, estaría dispuesto a pagar el doble, hasta 1.600 millones, por el 50% de los títulos del complejo siderúrgico.

Con la adquisición de Sidor el gobierno venezolano acepta también el desafío de invertir al menos 100 millones de dólares al año para mantener su producción.

Portavoces de Sutiss, el sindicato de los trabajadores de Sidor, partidario de la estatización, aseguraron que mantendrán estos niveles de producción “trabajando por el socialismo pero manteniendo la rentabilidad de la acería”.

You must be logged in to post a comment Login