Bush pide levantar restricciones a producción petrolera

El presidente George W. Bush urgió al Congreso a que levante al menor plazo posible una prohibición a la exploración petrolera, a fin de elevar la producción y combatir los altos precios de la gasolina, pues “el tiempo se está acabando”.

“Esta semana los legisladores regresaron a Washington después de su receso por el 4 de julio”, indicó en su mensaje radiofónico semanal.

“Mientras estuvieron en sus casas, escucharon un mensaje claro de sus electores: los estadounidenses están preocupados por los altos precios de gasolina”, agregó.

Bush precisó que automovilistas, empresarios, agricultores y pasajeros de avión, “se sienten apretados por los precios crecientes de la energía y los estadunidenses están cada vez más frustrados por la falta de acción del Congreso”.

Uno de los factores que hace subir los precios de gasolina, indicó, “es que en muchos de nuestros depósitos de petróleo, aquí en Estados Unidos, se ha prohibido la exploración y producción”.

“Esfuerzos en el pasado para satisfacer la demanda de petróleo mediante la ampliación de recursos domésticos han sido rechazados repetidamente por los demócratas en el Congreso”, reprochó.

Aclaró que esta semana, cuando el precio del galón (3.8 litros) de gasolina supera en algunas entidades los cuatro dólares, algunos demócratas reconsideraron su oposición a la apertura de más regiones a la producción doméstica.

“Si este cambio de opinión es verdadero, podemos trabajar juntos en cuatro pasos que ampliarán la producción de petróleo y gas estadunidense, y eventualmente aliviarán la presión de los precios crecientes”, consideró.

Primero, destacó, “debemos ampliar la producción petrolífera estadunidense aumentando el acceso a la exploración en alta mar en la Plataforma Continental Exterior (OCS por sus siglas en inglés)”.

“Los expertos consideran que la OCS actualmente prohibida podría producir suficiente petróleo para igualar lo que Estados Unidos produce actualmente durante casi diez años”, afirmó.

“El problema es que el Congreso ha restringido el acceso a áreas clave de la OCS desde principios de la década de 1980. De ese tiempo para acá, los avances tecnológicos nos han permitido explorar petróleo en alta mar en formas que protegen el medio ambiente”.

Bush recordó que el mes pasado pidió a la Cámara de Representantes y al Senado que levantaran esta prohibición legislativa, a fin de permitir a los estados tener la opción de trabajar en esas áreas.

“También ofrecí levantar una prohibición ejecutiva sobre esta exploración si el Congreso lo hacía. Desafortunadamente el Congreso no ha actuado”, agregó.

El presidente consideró que “el tiempo se está acabando antes de que el Congreso tome su receso de verano”.

Por el bien de la economía y de los consumidores estadunidenses, añadió, “el Congreso debe actuar con prisa para ampliar la exploración de la OCS para que podamos aprovechar estos vastos recursos petrolíferos lo más pronto posible”.

“Segundo, debemos ampliar la producción petrolífera aprovechando el extraordinario potencial del petróleo de esquisto bituminoso, un tipo de roca que puede producir petróleo cuando se expone al calor u otros procesos”, agregó.

Explicó que “un gran yacimiento en las Montañas Rocosas en el Oeste del país, de ser plenamente recuperado, podría por sí solo igualar más de un siglo de importaciones a niveles actuales”.

“El año pasado, sin embargo, los líderes demócratas introdujeron una cláusula que bloqueaba los contratos de exploración de petróleo de esquisto bituminoso en tierras federales dentro de un proyecto de ley general para gastos. Esa cláusula puede ser eliminada tan fácilmente como fue introducida y el Congreso debe hacerlo inmediatamente”, instó.

El presidente reiteró que además se debe permitir la exploración en el norte de Alaska ya que, aseguró, los científicos han desarrollado técnicas innovadoras para alcanzar este petróleo “prácticamente sin impacto” sobre el medio ambiente o sobre la vida silvestre local.

“Con una

You must be logged in to post a comment Login