Demanda en Waukegan, Illinois, por falta de atención policial

Chicago.- La familia de una mujer de origen mexicano apuñalada por su marido el pasado 5 de julio, demandará a la ciudad de Waukegan, Illinois, por la falta de atención de la policía a los reclamos de protección que recibió de la víctima.

Se trata de una nueva demanda de personas de origen mexicanos que, en su conjunto, han sido motivadas por la deficiente actuación de las autoridades de esa ciudad ante sus reclamos de seguridad.

Adelina Trujillo de Weber, de origen mexicano y madre de tres niños, murió en la entrada de un hotel luego de ser apuñalada en el pecho por su marido, Clarence Weber, quien huyó del lugar pero ya fue detenido.

La hermana de la víctima, Ofelia Trujillo, relató que la policía de esa ciudad, ubicada al norte de Chicago, actuó con negligencia ante los llamados desesperados de ayuda de Adelina.

Mencionó que el 5 de mayo pasado su hermana solicitó una orden de protección de emergencia en contra del ahora asesino, que la policía otorgó y al día siguiente la acompañaron a recoger sus pertenencias.

Al entrar a la casa los agentes descubrieron una nota escrita en la pared por el esposo que decía: “Ahora todo va a terminar. Pero ahora voy a sacar a los niños de todo esto. Yo necesitaba ayuda y tú no me la diste. Te olvidaste que te amo. Clarence”.

“A nosotras nos aterró, pero los oficiales consideraron que eso lo había escrito estando ebrio; miraron su reloj y dijeron que se tenían que ir”, dijo en entrevista.

La policía desestimó la amenaza escrita a pesar de los antecedentes criminales de Weber, quien había sido acusado de un intento de asesinato de su anterior esposa y secuestro de su hija.

Dos días después del mensaje, la casa donde vivía el matrimonio Weber fue parcialmente destruida por el fuego, y aunque el Departamento de Bomberos lo reportó a la policía por tratarse de un incendio provocado, nada se hizo al respecto.

“Mi hermana habló dos veces a la policía, después la acompañé a la estación porque estábamos preocupados por su seguridad y la de los niños, ya que no sabíamos del paradero de Clarence”, agregó.

El 30 de junio, Adelina solicitó el divorcio, y cinco días después, atendiendo a dos recados que recibió, se encontró con su marido en un estacionamiento, cercano a su lugar de trabajo, donde el hombre la apuñaló.

Por ello, los hermanos de la occisa decidieron presentar una demanda ante la Corte del condado de Lake contra el homicida, contra el jefe del Departamento de Policía de Waukegan, William Biang, así como contra la ciudad.

De acuerdo con el relato de Ofelia Trujillo, Adelina, la mayor de seis hermanos, soportó el maltrato de su marido debido a que éste la amenazaba con denunciarla al Servicio de Inmigración para que la deportaran a ella y a toda su familia.

La ciudad de Waukegan ha sido demandada en varias ocasiones por mexicanos que han visto sus derechos ultrajados.

La más reciente es colectiva y aún se encuentra en la Corte por abusos de la policía en contra de la comunidad inmigrante.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login