La Huasteca, punto multicultural de encuentro

* La región está formada por los estados de Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro y Puebla.

México, 14 Jul (Notimex).- La Huasteca es una región
multicultural que comprende la parte sur del estado de Tamaulipas, el
norte de Veracruz, el oriente de San Luis Potosí, el norte del estado
de Hidalgo, una porción norte de Querétaro y una porción pequeña del
norte de Puebla.

En esta región determinada no por lo político, sino por lo
cultural -que tuvo como antecedente el antiguo reino de Huastecapan,
donde se forjó la cultura huaxteca en la época prehispánica- conviven
al menos seis grupos indígenas que han dado identidad multicultural a
esa parte del territorio nacional.

Estos grupos, de acuerdo con la investigadora Julieta Valle
Esquivel, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH),
forman parte de una unidad cultural con características similares
entre las diferentes poblaciones indígenas que conviven en la región
nororiental del país.

Entre grandes valles, ríos caudalosos como el Pánuco y montañas
conviven: los teneek o huastecos, nuahuas, pames, tepehuas y otomíes;
además de mestizos. Entre ellos -según investigaciones etnológicas-
existe un sustrato cultural común, principalmente en su sistema de
creencias y formas de gobierno.

“Hemos hecho trabajo de tipo etnográfico, encontramos profundas
similitudes y grandes diferencias, sobre todo en las prácticas
sociales, y las formas de organización”, apuntó Valle Esquivel.

Esta unidad cultural también está demostrada en las creencias
que existen en torno al plano ritual, la cosmovisión y la
religiosidad nativa, que en ocasiones lleva a los diferentes pueblos
a utilizar un mismo sitio geográfico, como lugar de reunión para
realizar sus rituales.

Como ejemplo está el cerro Postectitla, en el municipio de
Chicontepec, Veracruz, el cual es un lugar de peregrinación y
organización de rituales de los nahuas, otomíes y tepehuas.

Además de este tipo de situaciones, en la región de la Huasteca
se puede observar que entre los grupos indígenas existe una
interrelación, pese a la filiación étnica o lingüística, pues antes
que nada se asumen como indígenas.

“Hay actividades, como los rituales para pedir la sanación de
alguien, donde es necesaria la concurrencia de todas las personas,
los indígenas interactúan con sus similares, pese a no ser parte del
grupo social, ésta situación nos habla de la capacidad de reunión y
convivencia que se da en la Huasteca”, refirió la investigadora.

Otro factor común entre los pueblos indios es su sistema de
creencias, el cual es compartido por casi todos en la región, lo
anterior, explicó Julieta Valle, se debe a que el sistema religioso
de las etnias es un factor determinante de la idiosincrasia y por lo
tanto un motivo principal de convivencia.

Además del entorno físico y geográfico en la interrelación de
los indígenas, el agua proveniente de ríos tan caudalosos como el
Pánuco, es de suma importancia porque es su proveedor más grande de
alimentos y representa la fuente de vida que tienen que compartir.

Así pues en la Huasteca, no sólo hay una cultura sino un
conjunto de ellas que dan paso a la multiculturalidad.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login