Perú le abre la puerta legal al divorcio en 48 horas

LIMA (AFP) – Perú puso en marcha este lunes una controversial ley de divorcio, popularmente conocida como “divorcio rápido”, que permitirá a miles de parejas en 48 horas liquidar legalmente sus matrimonios, en medio de la protesta de la Iglesia Católica en un país con más de 80% de católicos.

La ley es aplicable sólo a las parejas que se deseen separar por mutuo disenso, quienes deberán gestionar los trámites únicamente en municipalidades y notarías del país, recordó el ministerio peruano de Justicia.

Sin embargo, las parejas que quieren disolver sus vínculos deben tener por lo menos dos años de matrimonio. Los peruanos que radican en el extranjero también podrán acogerse con sólo acudir a los consulados de Perú donde residan.

La iglesia católica puso el grito en el cielo por medio del cardenal Juan Luis Cipriani y miembro de la curia vaticana, que tácitamente condenó al Estado por alentar la división de la familia.

Cipriani, arzobispo de Lima y primer cardenal del Opus Dei en América Latina, acusó a las autoridades de apelar a la modernidad para “facilitar el divorcio en cada esquina”.

“Da mucha pena ver como se le va quitando cimientos a la familia para que se derrumbe más rápido”, ha repetido Cipriani en las últimas semanas.

La ministra peruana de Justicia Rosario Fernández replicó al cardenal señalando que la norma no alienta el divorcio, sino que agiliza el trámite a las parejas que, por mutuo acuerdo, han decidido separarse definitivamente.

“Vamos a tener la posibilidad de llevar a cabo este procedimiento de manera ágil, ya que a nivel nacional hay 1.833 municipios distritales y 195 provinciales, y más de 500 notarías”, dijo la ministra a la radio local RPP.

La medida apunta sobre todo a descongestionar al Poder Judicial de una avalancha de demandas de divorcio, indicó la ministra.

Según el ministerio de Justicia, más de 80.000 parejas peruanas que buscan disolver su vínculo matrimonial de mutuo acuerdo se beneficiarán con la entrada en vigencia de la ley.

La ministra enfatizó que nadie puede ser conducido de grado o fuerza a una notaría para firmar el divorcio rápido.

En el caso de Lima, hasta ahora 21 de las 43 municipalidades de la capital peruana están aptas para acoger a los potenciales beneficiarios.

Las autoridades de Justicia lanzarán una campaña informativa de difusión de la norma para contribuir a una buena aplicación de la ley. También anunciaron visitas inopinadas para verificar que todo marche de acuerdo con la ley.

Según el reglamento de la ley, sólo se pueden acoger a ésta los cónyuges que no tengan hijos menores de edad o, de tenerlos, cuenten con fallo judicial o acta de conciliación sobre regímenes de patria potestad, alimentos y visitas.

La ley fue aprobada por el Congreso en marzo y fue presentada por una congresista de oposición, siendo respaldada por la mayoría oficialista del socialdemócrata APRA.

You must be logged in to post a comment Login