Anuncian exposición-homenaje a la mecenas del arte en México

* Se revalora a la polifacética Antonieta Rivas Mercado.

México, 15 Jul (Notimex).- A través de 180 piezas, entre óleos,
esculturas, grabados, documentos, fotografías y material
complementario, el Museo del Palacio de Bellas Artes rendirá homenaje
a la polifacética mecenas de la vida cultural en México, Antonieta
Rivas Mercado, a partir de este 17 de julio.

Lo anterior, en el marco de las celebraciones hacia la
conmemoración por el bicentenario y centenario de la Independencia y
la Revolución Mexicana.

El público tendrá la oportunidad de visitar y conocer a
profundidad al personaje homenajeado con una exposición que será
clausurada hasta el 28 de septiembre.

Durante la presentación de la misma se estableció que “será la
primera magna muestra que dará testimonio de la importante
repercusión de Antonieta Rivas Mercado en el ámbito cultural del
México de los años 20, a través de los proyectos y artistas que apoyó
y patrocinó, dado a su ilimitado amor al arte”.

Los núcleos temáticos de la exposición abarcan los aspectos
biográficos más relevantes frente al contexto artístico europeo y
mexicano que rodeó su formación y actividad. Se reúnen ejemplos de
las obras que originalmente se reprodujeron en la revista literaria
“Contemporáneos”.

Cabe recordar que Antonieta Rivas Mercado fue un apoyo
fundamental para la creación, difusión y crecimiento de esa
publicación que en su momento representó una ventana al mundo de las
Bellas Artes que se hacían en diferentes partes del mundo,
especialmente en México, por los mexicanos.

Antonieta Rivas Mercado nació en la Ciudad de México en 1898 y
fue hija de Antonio Rivas Mercado, arquitecto mexicano cuya obra más
importante fue el monumento que en la cima ostenta al Angel de la
Independencia. En la muestra se observa que desde niña estuvo en
contacto con grandes artistas.

Alternó con intelectuales y creadores de arte, porque su padre
fue director de la Academia de San Carlos. En su casa, en la calle de
Héroes de la colonia Guerrero, Antonieta vivió intensamente los
últimos años del régimen de Porfirio Díaz, la Revolución Mexicana y
el México nuevo, según documenta la muestra.

Más adelante viajó a Europa por primera vez cuando acompañó a su
padre a París para supervisar los últimos detalles de las esculturas
para el monumento de la Independencia. Durante ese viaje conoció los
museos más importantes y asistió al ballet, a la ópera y al teatro.
Desde entonces quedó prendada al arte.

Sigue
Anuncian. dos. arte.

Estudió inglés y francés y llegó a dominar ambos idiomas.
Durante los años más difíciles de la Revolución, Antonieta vivió en
Europa y conoció el teatro de vanguardia. Al volver a México y tras
la muerte de su padre, heredó una gran fortuna, que con el paso del
tiempo destinó en gran medida a los artistas.

De acuerdo con los datos que aporta la exposición, ella fue
amiga de importantes pintores como Diego Rivera y Manuel Rodríguez
Lozano. Con ese entusiasmo que mostró por la cultura, estableció en
su nuevo domicilio en la colonia Roma los salones literarios y se
unió al grupo de escritores “Los Contemporáneos”.

Con ellos fundó el Teatro Ulises, en 1928, donde presentaron por
primera vez en México el llamado teatro experimental. Antonieta
patrocinó, tradujo las obras, actuó en ellas y no son pocos sus
biógrafos quienes han destacado sus dotes de actriz y su
extraordinaria voz, de lo que poco se ha dicho hasta hoy.

También patrocinó una orquesta, que más tarde sería la Sinfónica
Nacional. Conoció a José Vasconcelos y se incorporó a su campaña
política por la presidencia de la República. Escribió la crónica de
la campaña y se piensa que también discursos del candidato. Ahí gastó
parte de su fortuna.

En 1929 Vasconcelos es derrotado y Antonieta Rivas se exilia en
los Estados Unidos. Se dedicó a escribir varios artículos, y en Nueva
York conoció a Federico García Lorca, quien le tomó aprecio de
inmediato. Más tarde viajó a París donde escribió para gan

You must be logged in to post a comment Login