Chávez y Correa lanzan megaproyecto petrolero para alejarse más de EEUU

EL AROMO, Ecuador (AFP) – Ecuador y Venezuela inauguraron el martes el proyecto de refinación de petróleo más grande sobre el Pacífico sudamericano, que junto con otros planes permitirá que el crudo venezolano se procese en la región y no en Estados Unidos, dijo el mandatario Hugo Chávez.

“Este es un proyecto muy importante. En vez de tener refinerías en Estados Unidos, hemos decidido tenerlas aquí en nuestro contexto geopolítico”, afirmó Chávez durante el acto de lanzamiento del complejo petroquímico del Pacífico en la localidad ecuatoriana de El Aromo, en la provincia costera de Manabí.

Durante la ceremonia, el líder venezolano estuvo acompañado de su homólogo ecuatoriano Rafael Correa y ambos, antes de llegar a la zona, celebraron una minicumbre con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en el vecino puerto pesquero de Manta.

Con una inversión de unos 6.600 millones de dólares, la planta será construida por una empresa mixta conformada por las estatales petroleras PDVSA de Venezuela y Petroecuador (que tendrá un 51% de participación).

El complejo, que se espera esté listo en 2013, refinará unos 300.000 barriles diarios de crudo y le ahorrará a Ecuador unos 3.000 millones anuales en la importación de derivados, según Correa.

“Ecuador y Venezuela inauguran un camino de beneficio común como parte de esa gran patria de América Latina”, destacó el gobernante ecuatoriano en un discurso salpicado de elogios a Chávez.

En su intervención de hora y media ante cerca de un millar de asistentes, Chávez por su parte presentó la obra como un paso “ya no táctico sino estratégico dentro del proceso de conformación” de “la patria grande latinoamericana”.

“En vez de enviar ese petróleo a las refinerías de Estados Unidos, nosotros preferimos enviarlo aquí, a Manta”, declaró el gobernante venezolano.

El complejo en Ecuador conforma un eje de obras que proyecta construir Caracas en Brasil y Nicaragua, para evitar que la riqueza petrolera venezolana siga irrigando ganancias hacia Estados Unidos, donde Venezuela cuenta con siete refinerías, agregó.

“Todo se quedaba en Estados Unidos, ese es el imperio, el colonialismo, por eso fue que nos dieron el golpe de Estado: por el petróleo”, sostuvo Chávez, advirtiendo que en el futuro su país ya no compartirá ese recurso con Estados Unidos sino con sus aliados.

“Venezuela tiene tanto petróleo, pero ya no es para compartirlo con el imperio sino con los pueblos de América que lo necesitan (…) para que haya seguridad energética de todos los pueblos del continente”, expresó.

Al respecto Correa apuntó que los planes impulsados por Chávez no son “por interés o por injerencia” sino son muestras de su solidaridad y convencimiento de la “unión latinoamericana”.

Chávez insistió a su vez en que la obra constituye un “viraje estratégico y profundo” en la política petrolera de su gobierno, que llevará a procesar todo el crudo venezolano en plantas latinoamericanas.

También propuso a su homólogo ecuatoriano construir una empresa común de acero y ofreció su respaldo para mejorar el servicio telefónico en Ecuador, que junto con Venezuela son los únicos países latinoamericanos que hacen parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

You must be logged in to post a comment Login