Concejo de Montgomery aprueba legislación a favor de domésticas

Como un triunfo lleno de sacrificios recibieron las domésticas
organizadas una legislación que las beneficia, aprobada por unanimidad este martes por
el Concejo del condado de Montgomery, Maryland.

“Han sido muchos años de dura lucha para que se llegue este día, que es muy especial para todas las trabajadoras domésticas del condado”, dijo la peruana Carmen Oliva después que finalizó la audiencia de más de dos horas en la sede del Concejo en Rockville.

“Lástima que algunas compañeras que iniciaron esa tarea no podrán ver el fruto de su trabajo, porque ya no pertenecen al grupo por diferentes motivos, pero que nosotros continuamos luchando para que se hiciera realidad”, agregó.

Para Oliva el mayor logro en la aprobación del decreto de ley es “que se respeten los derechos de las trabajadoras domésticas para que terminen los abusos a los que han sido sometidas por generaciones sin que nadie diga nada”.

La legislación —que aplicará a personas que trabajen al menos 20 horas semanales— es la primera de su tipo que se aprueba en todo Estados Unidos y entrará en vigencia seis meses después de su aprobación.

Una legislación similar pero con menos protecciones fue aprobada en 2006 por el condado de Nassau y en la ciudad de Nueva York en 2003; ambas en ese estado del mismo nombre.

A través de la legislación las trabajadoras domésticas podrán firmar un contrato de trabajo y gozar de prestaciones laborales que hasta este momento no gozan ese tipo de trabajadoras en casi todo el país.

La medida, sin embargo, no cubre a niñeras que vienen de otros países ni enfermeras y tampoco a quienes ofrecen cuidados de adultos mayores y personas con discapacidades.

La Oficina de Protección al consumidor hará que la medida se cumpla y multará hasta con 1 mil dólares a quienes violen el mandato.

“Queremos asegurarnos que al trabajo de estas personas se le de la importancia que se merece como cualquier otro trabajo”, apuntó el concejal George Leventhal que junto con el concejal Marc Elrich propusieron la pieza de legislación.

Para Gustavo Torres, director ejecutivo de Casa de Maryland — organización que les ha dado apoyo logístico al grupo desde que se inició— la aprobación del documento es solo el principio para frenar la injusticia.

“Todavía hay muchísimo trabajo por hacer, ya que la legalización es solamente el primer paso para continuar trabajando por los derechos de las trabajadoras”, enfatizó Torres.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login