Fortalece el arte los cimientos anímicos y educativos

* Carmen Correa fundó un centro de enseñanza dancística con programas especializados para niños y jóvenes

México, 15 Jul (Notimex).- La bailarina y coreógrafa Carmen
Correa, quien durante muchos años fuera una de las ejecutantes
principales de la Compañía Nacional de Danza (CND), está convencida
de que el gusto por las expresiones artísticas debe inculcarse desde
temprana edad.

Esto a fin de que lo anterior sirva como un vehículo para hacer
a los niños y jóvenes partícipes de su influencia lúdica, creativa y
humana.

Correa consideró que una nación que pone énfasis en la formación
artística y en vincular a sus nuevas generaciones con la cultura,
fortalece los cimientos anímicos y educativos de los ciudadanos que
la sostienen, además de fomentar la formación de nuevos públicos.

La referida artista fundó el Centro de Danza y Desarrollo
Creativo “Arte en V”, el cual destaca en programas artísticos
dirigidos a niños y jóvenes a través del movimiento corporal.

Abarca además técnicas de ballet, danza contemporánea,
improvisación de contacto, danza aérea y acrobacia, lo mismo que
flamenco, danza hindú y de las Polinesias.

La bailarina, quien realizó este proyecto con la colaboración de
la beca de intérpretes del Programa de Apoyo a la Creación Artística
del Fonca, afirmó que la misión de esta escuela se relaciona con su
nombre, inspirado en el vuelo de las aves que siguen una formación en
“v” para sus trayectos migratorios.

“Es una alegoría del apoyo entre los seres vivos para favorecer
el avance. En este espacio se realizan programas artísticos para
profesionales, niños, jóvenes y adultos que no tienen ningún contacto
con este medio, pero que desean enriquecer su vida mediante el
conocimiento del movimiento”, estimó.

Carmen Correa ha combinado la docencia con su trabajo como
ejecutante. Después de ser parte del elenco de la CND, institución a
la que ingresó en 1984, se especializó en la formación de nuevas
bailarinas dentro de la misma agrupación.

“En 1993 Fernando Alonso me dio la oportunidad de participar en
el desarrollo de las nuevas generaciones de intérpretes de la
compañía. Me di cuenta que el tener experiencia en los escenarios no
es sinónimo de saber enseñar, para esto se requiere una formación y
condición especial”, expresó.

Considera que la Compañía Nacional de Danza sigue siendo un
estandarte en México. El repertorio que ha formado a lo largo de más
de cuatro décadas abarca clásicos como “El lago de los cisnes”,
ballet neoclásico y propuestas contemporáneas.

“Estoy muy agradecida por haber transitado por una agrupación
tan fuerte, cuyas funciones se agotan cada año”, afirmó.

Sobre el entrenamiento en la danza clásica y su contraste con
otras técnicas, explicó que cualquier especialidad puede enriquecer
las capacidades dancísticas y por ello el bailarín debe ser selectivo
mediante la experimentación.

“La danza es parte natural del ser humano. Como bailarín hay que
conocer todas las técnicas, no es saludable ceñirse a un solo método.
Asistir a espectáculos o tomar talleres para conocer otras corrientes
permite formar un juicio con bases sólidas”, comentó.

“Gran parte de la misión de este centro es contribuir a crear
una cultura de acercamiento con las expresiones artísticas como parte
de una formación integral”, agregó.

Expuso que muchos de los problemas que enfrenta la sociedad a
nivel anímico, además de las histerias y neurosis, provienen de la
manera de como el hombre se relaciona con su cuerpo o lo atrofia con
estilos de vida poco sanos “y en este sentido, la danza representa
una liberación para cualquier persona”.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login