La OEA será observadora en el referendo revocatorio de agosto en Bolivia

LA PAZ (AFP) – La Organización de Estados Americanos (OEA) será observadora del referendo revocatorio del 10 de agosto en Bolivia, convocado para desempantanar la difícil crisis de este país y en el que el presidente Evo Morales y nueve jefes regionales opositores ponen en juego sus cargos.

El subsecretario de asuntos políticos de la OEA, Dante Caputo, se reunió este martes con Morales para anunciarle que una misión de esa organización observará el referendo revocatorio.

“La OEA ha tomado la responsabilidad de llevar adelante la observación electoral del próximo referéndum del 10 de agosto, tanto el referéndum nacional, como los referendos departamentales”, señaló Caputo a la prensa.

El enviado de la OEA, que intentó infructuosamente mediar hace poco en la prolongada crisis política boliviana, dijo tras entrevistarse con Morales que la misión verificará especialmente el registro y el padrón electoral, puntos nodales en los que la oposición ve signos de irregularidad y fraude.

Enviado por la OEA, Caputo se reunió previamente el lunes con el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, el abanderado de la oposición a Morales y de la demanda de gobiernos autónomos, quien denunció que el oficialismo prepara un fraude electoral para el referéndum del 10 de agosto.

Además del padrón electoral, Caputo dijo este martes en la casa de gobierno que la OEA verificará la transmisión de datos, los procesos informáticos, la publicidad y el uso de recursos económicos, entre otros aspectos.

El referendo revocatorio se celebra en vista de que la situación en Bolivia se encuentra polarizada entre el gobierno -que pretende aprobar una Constitución estatista e indigenista considera ilegítima por la oposición- y seis regiones que propugnan por modelos autonómicos considerados secesionistas por Morales.

De cara a este revocatorio, el prefecto del departamento de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, un connotado opositor a Morales, se niega a participar en el referendo, por lo cual el lunes el gobierno solicitó a la Fiscalía General de la República el inicio de un juicio de responsabilidades contra él.

“No vamos a permitir más que una persona, un prefecto, esté oponiéndose al cumplimiento de una ley de la República”, señaló el viceministro de Justicia, Wilfredo Chávez.

“No me sorprende que hoy amenacen con este tipo de actitudes cuando el viceministro sabe que lo que están haciendo es inconstitucional”, reaccionó Reyes Villa, ex candidato a la presidencia por una fórmula populista de derecha.

Reiteró que pese a la amenaza de juicio, “no voy a cumplir el referéndum revocatorio porque es totalmente inconstitucional”.

Analistas consideran que el referéndum puede favorecer al presidente Morales, pues no será fácil que se obtenga el 54,7% de votos en su contra –el mismo guarismo que lo llevó al poder en los comicios presidenciales de 2005– que lo obligaría a alejarse del cargo, según la legislación vigente.

En cambio algunos de los prefectos opositores podrían verse obligados a abandonar sus puestos.

Se menciona precisamente a Manfred Reyes, como uno de los mandatarios regionales que tiene más comprometida su situación en las urnas en este referendo.

You must be logged in to post a comment Login