.Recordarán a Celia Cruz en su quinto aniversario luctuoso en EU.

* Rinden tributo a la cantante cubana en un musical.

México, 15 Jul (Notimex).- La cantante cubana Celia Cruz, “La
Reina de la Salsa”, será recordada en su quinto aniversario luctuoso
con una misa que se llevará a cabo este miércoles en Miami, Florida,
Estados Unidos, donde además realizan un musical en su honor.

La homolía se efectuará en la iglesia de La Ermita de la Caridad
a las 19:30 horas, en Miami, donde la cantante vivía desde que dejó
su tierra natal.

En tanto, “Celia: La vida y la música de Celia Cruz”, el musical
que está dando que hablar en Nueva York, se estrenó en Miami, al
comienzo de una gira por Europa y luego por Estados Unidos.

Así, la puesta en escena es llevada más allá de los confines de
la Gran Manzana, en la que desde hace meses ha puesto ritmo al
ambiente de las tablas y los bailarines.

La obra recrea la vida de la legendaria cantante cubana, narrada
a través de los diálogos entre quien fuera su esposo, Pedro Knight,
interpretado por Modesto Lacén, y el enfermero que cuidó de aquel,
tras la muerte de la diva.

Ursula Hilaria Celia Caridad Cruz Alfonso, nombre completo de la
intérprete, nació el 21 de octubre de 1929 en La Habana, Cuba, quien
es una de las trayectorias más impresionantes en el mundo de la
música.

Más de 70 álbumes generaron una cosecha interminable de discos
de platino y de oro, recibió más de un centenar de premios de
prestigiadas instituciones de diversas partes del mundo.

En 1989 recibió el primero de sus cinco premios Grammy, a los
que se sumaron dos más del Grammy Latino.

La llamada también “El Torbellino del Caribe” y “La Voz Non”,
tuvo tres doctorados Honoris Causa: de Yale, Florida International
University y la Universidad de Miami.

Colaboró en 10 películas, siendo “The mambo kings” y “The Pérez
family” las más recientes.

A los 14 años Celia Cruz ya cantaba en concursos de aficionados
en la capital cubana. Estudió teoría musical, piano y voz en el
Conservatorio Nacional de Música, en su natal Cuba.

Sigue
Recordarán. dos. Cuba

En 1950 comenzó a cantar con la mundialmente famosa Sonora
Matancera, agrupación con la que protagonizó algunos de los capítulos
más gloriosos de la música afrocubana, con la que grabó una cantidad
de temas legendarios como “Yembe laroco”, “Yerbero moderno”,
“Burundanga” y “Caramelo”.

Celia conoció a Pedro Knight, uno de los dos trompetistas de la
agrupación. Esta relación culminó en matrimonio y una relación de 42
años.

En 1960 dejó Cuba por no estar de acuerdo con el régimen
socialista de Fidel Castro Ruz, quien asumió el poder el 1 de enero
de 1959. Al llegar a Estados Unidos en calidad de exiliada, siguió
haciendo historia.

Durante esa década grabó varios álbumes con el maestro Tito
Puente y juntos despertaron el interés del público anglo y europeo en
la música latina, fenómeno que en los años 70 llegó a conocerse como
el “boom” de la salsa.

Participó también con otros maestros latinos, incluidos Johnny
Pacheco (con quien grabó clásicos como “Quimbara”, “Cúcala” y “Bemba
color”), Willie Colón, Pete “Conde” Rodríguez y la Fania All Stars.

Cruz grabó con los más altos dignatarios de la música: Dionne
Warwick, Patti Labelle, David Byrne, Gloria Estefan y Wyclef Jean.

Su talento siempre envolvió a gente de todas las generaciones y
gustos, toda vez que llegó a cantar hasta con grupos de rock, como
Los Fabulosos Cadillacs y Jarabe de Palo.

Su nombre lo llevan algunas de las calles más visitadas del
mundo. En 1987 la “Meca del Cine”, Hollywood, le dio su estrella en
el Paseo de la Fama.

A la Calle Ocho de Miami se le nombró “Celia Cruz” y, en 1991,
esa ciudad también le dio su estrella, honor que asimismo le han
conferido otros paseos dedicados a luminarias, en San José (Costa
Rica), y en la Ciudad de México.

En los años 90 recibió el premio Exito de Vida de la Institución
Smithsonian; la medalla presidencial en las artes, de la República de
Colombia; el premio Exito de Vida de los prestigiosos Hispanic
Heritage Awards, y la ciudad de San Francisco declaró el 25 de
octubre de 1997, El Día de Celia Cruz en San Francisco.

Uno de los momentos más emotivos de su vida fue cuando en 1994
recibió de manos del presidente de Estados Unidos, William Clinton,
el National Medal of Arts, el más alto honor que ese país concede a
las artes, en una ceremonia en la Casa Blanca, en Washington, D.C.

Sigue
Recordarán. tres. D.C.

Para 2000 la revista “Billboard”, la publicación más importante
de la industria musical, le rindió un tributo especial por sus 50
años de carrera. En este año también ganó el primer Grammy Latino por
mejor álbum de música tropical.

En 2001 fue nominada de nuevo a otro Grammy Latino e ingresó en
el Paseo de la Fama del Jackie Gleason Theater of The Performing
Arts, de Miami Beach.

Dos años después, recibió más homenajes y honores. y esto
quedó confirmado cuando cantó “Guantanamera” junto al italiano
Luciano Pavarotti, en el tradicional programa altruista que cada año
celebra el ilustre tenor en Italia, y en el memorable concierto “VH1
divas live: the one and only Aretha Franklin”.

Celia Cruz se dedicó a ayudar a los demás, y en el verano de
2002, su compañero de toda una vida, Pedro Knight, y su representante
Omer Pardillo realizaron uno de los sueños más preciados de la
intérprete, el crear “La Fundación Celia Cruz”.

La cantante, que transcendió más allá de la música tropical y se
transformó en un icono de la cultura latinoamericana, dejó de existir
el 16 de julio de 2003, en su hogar en Fort Lee, en Nueva Jersey, a
consecuencia de un tumor cerebral del que había sido operada en
noviembre de 2002.

Junto a ella se encontraba el trompetista Pedro Knight, con
quien convivió más de cuatro décadas y con el que recién había
celebrado su aniversario de bodas.

Celia Cruz no sólo dejó huella en este continente, además,
calles y parques se bautizaron con su nombre en ciudades de España, y
exhibiciones muestran su legado, aparte de la edición de libros en su
honor.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login