Viajan a Argentina obras de Rodin del Museo Soumaya.

México, 15 Jul (Notimex).- En el marco de los festejos del
Bicentenario de las Independencias Latinoamericanas, el Museo de Arte
Decorativo de Buenos Aires, Argentina, abrió sus puertas a la
exposición “La Era de Rodin”, que ofrece un recorrido por la obra del
escultor francés.

Se trata de 52 obras de Augusto Rodin (1840-1917) provenientes
de la colección del Museo Soumaya de la Ciudad de México, que
muestran la voluntad creadora del artista y su herencia, así como de
dos importantes esculturas de la ciudad sede.

La muestra, que exhibe piezas de terracota, bronce, mármol y
yeso, está armada con base a distintas temáticas, explicó en un
comunicado el recinto cultural en México.

“Rodin y sus contemporáneos”, “La puerta del infierno”, “Mitos
y alegorías”, “Rodin y sus discípulos” (Camille Claudel y Emile
Bourdelle) y “Retratos”, son los nombres de las salas donde se
exhiben las piezas del escultor nacido el 12 de noviembre de 1840 y
muerto el 17 de noviembre de 1917.

Sobre la primera estación de la muestra, la emblemática frase
del escultor: “un artista necesita sólo una buena obra para
establecer su reputación”, subraya la importancia de esta muestra
para los creadores de su tiempo.

Entonces, los escultores confiaban en las exposiciones
patrocinadas por el gobierno para recibir comisiones públicas,
compras particulares y la atención de los críticos. Si una escultura
era popular en ellas, el artista podría hacer versiones más pequeñas
para venderlas a la burguesía. En las Exposiciones de París de 1875 a
1913, Rodin mostró sus obras y también fungió como jurado.

Este tenía rigurosas normas y buscaba piezas que demostraran el
conocimiento que el artista tenía de la anatomía y del modelado de la
figura humana; además, se les alentaba a construir del pasado con
originalidad. Así, muchas de las esculturas presentadas estaban
influidas por las obras maestras de la antigüedad clásica y el
Renacimiento

En 1880 el gobierno francés le encargó a Rodin el pórtico para
el nuevo Museo de Artes Decorativas: “La puerta del infierno”, que
tuvo como inspiración a “La divina comedia”, de Dante Alighieri, y el
averno de Hesíodo, el paisaje de Orfeo y la puerta del baptisterio de
la catedral de Florencia de Ghiberti.

Las figuras de Adán y Eva que custodian la puerta fueron
alentadas por el imaginario clásico de Ovidio, el humanismo de Miguel
Angel y los poemas malditos de Baudelaire y recuerdan la sentencia
que Dante leyó antes de penetrar en el reino de las sombras.

Sigue

Viajan a Argentina. dos. sombras

Muchas de las esculturas más célebres de Rodin, originadas en la
puerta, las concibió indagando en la materia y en las emociones y
pasiones humanas. El Museo nunca se construyó, pero el pórtico se
fundiría en noviembre de 1917, después de la muerte del maestro.

En cuanto a “Mitos y alegorías”, en ella se explica que al igual
que sus contemporáneos, Rodin fue atraído por los temas mitológicos;
encontró la seducción por el carácter erótico de los pasajes y, sobre
todo, por ser una revelación de la naturaleza humana.

Así, su escultura alegórica se fundamentó en la lírica y la
épica antiguas, en particular, de “Las metamorfosis”, de Ovidio, que
le llevaron al estudio de la sensualidad clásica desde una
perspectiva moderna.

Los episodios de esta obra escrita plantearon una dialéctica
esencial para el artista; sus ligas con Camille Claudel y Rose Beuret
encontraron referencias en las narraciones latinas del siglo primero
antes de Cristo.

Obras como “Ariadna”, “La eterna primavera”, “Las sirenas”, “La
muerte de Adonis” y “El despertar de Adonis” dan cuenta de que Rodin,
en palabras de John L. Tancock, percibió el amor de un modo alegórico
y comenzó a tratarlo en términos más humanos.

“Retratos” muestra cómo el escultor se interesó en el carácter y
no en la apariencia. Cada cabeza humana es un universo y el escultor
de retratos un explorador, sentenciaba. Modeló bustos de políticos,
intelectuales

You must be logged in to post a comment Login