“El hambre de un ángel” toca fondo

Mi nombre es Ronald Chipilín, tuve el placer de ser parte de la banda Nuestros Ángeles de El Salvador, formando parte del Instituto Thomas Jefferson de Sonsonate.

Fui una de las personas que nos sacrificamos en alma y corazón todo el año en los ensayos, para hacer realidad el sueño de representar a mi país digna y orgullosamente en el Desfile de las Rosas, y no me importó pasar todos los sacrificios en el viaje por tierra hasta Los Angeles.

Desde que la delegación regresó al país todo se desintegró y no hubo ningún apoyo ni seguimiento de nadie, para que la banda fuese reconocida en nuestra patria, eso me dolió mucho, pues nos valoraron y quisieron más allí en Los Ángeles que en nuestra propia patria.

La situación económica de muchas familias de mi país no es tan bonancible desde hace años, pero en la actualidad se ha hecho más crítica por las alzas en los precios de la canasta básica y otros rubros.

Por lo que no tengo otra opción para ayudar a mi familia, que poner a la venta mis históricos uniformes con los cuales dignamente desfilé en Pasadena, llevando en alto el nombre de El Salvador.

Me he estado comunicando por teléfono y por emails con algunos “amigos” que hice durante mi estadía en Los Ángeles a inicios del año, pero ninguno de estos ha respondido a mis llamados de solicitud de ayuda.

Lo he hecho creyendo que en verdad fueron amigos verdaderos los que dejé en tierras americanas, pero he tenido que vivir la realidad que no fue así.

La semana pasada no teníamos ni un solo centavo para comer, estaba al borde de la desesperación y no sabía qué hacer, de repente vi mis uniformes y pensé:

¿Y si los vendo? Pero se que aquí en mi país nadie me va a querer dar ni una “cora” por ellos; por eso mejor los quiero vender con los hermanos salvadoreños que viven en Estados Unidos.

Pues fueron ellos los que más orgullosos se sintieron de nosotros al haber puesto el nombre de nuestro querido El Salvador a nivel mundial.

Es así que hago por medio este medio de comunicación un llamado a todo aquel salvadoreño que tenga interés en comprarme mis uniformes, y de esa forma ayudarme en mis necesidades personales y familiares.

Si desean comprar los uniformes pueden comunicarse al teléfono (503) 7796-7133 o escribirme al correo electrónico: [email protected]

No quiero ponerle un precio fijo a mis uniformes, pues los venderé a quién me ofrezca un mejor precio o en su caso a quién de manera real se interese rapidamente en comprármelos y ayudarme.

Creo que puede ser interesante hacer un llamado a los empresarios salvadoreños (pupuserías, encomiendas, restaurantes, etc.) a que se interesen en comprar estos uniformes históricos y puedan exhibirlos en sus negocios.

Infinitamente agradecido: Ronald Chipilín, ex integrante de la Banda “Nuestros Angeles de El Salvador”.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login