Exhiben artículos con los que se festejó la Independencia en 1910.

* El Museo de Arte Popular resguarda objetos históricos y populares.

México, 16 Jul (Notimex).- Vajillas, cajetillas de cerillos,
sellos de puros o billetes emitidos por el Banco de México, entre
otros, son algunos de los objetos con los que el país festejó hace
casi 100 años el primer centenario del movimiento armado de 1810, y
forman parte de la exposición “Parafernalia e Independencia”.

Coordinada por la Fundación Conmemoraciones 2010, la muestra
incluye un discurso retrospectivo que exhibe cómo el pueblo mexicano
se preparó para festejar los primeros 100 años del movimiento de
Independencia, así como explica la noción que había sobre el
significado de esa fecha en 1910.

Otros objetos exhibidos en el Museo de Arte Popular, en el
Centro Histórico de esta ciudad, son una grabación con la voz del
presidente Porfirio Díaz (1830-1915) y una misiva que éste escribió
al inventor estadounidense Thomas Alva Edison.

La cabeza original del Angel que corona la Columna de la
Independencia, inaugurada para tal conmemoración y que sufrió severos
daños durante el sismo de 1957, también es parte de las 800 piezas de
la primera gran exposición que se presenta de cara a los festejos del
Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución.

Durante una pre-inauguración, la presidenta del consejo
directivo de dicha fundación, Ana Lilia Cepeda, acompañada del
presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Sergio
Vela, y la Secretaria de Cultura del Distrito Federal, Elena Cepeda
de León, aseguró que la muestra reúne objetos únicos conmemorativos
del Centenario de la Independencia que celebró México en 1910.

Destacó la importancia de la exposición “porque nos muestra que
mientras la sociedad porfiriana celebraba con bailes y banquetes, se
estaba gestando la que también celebraremos en 2010: el inicio de la
Revolución Mexicana y con ella la construcción de un nuevo país”.

Dijo que en esta ocasión “lo que se presenta es una conjunción
de objetos celebratorios, tanto populares como oficiales, que dan
cuenta de la imaginación y la creatividad popular desarrollada al
lado de la celebración oficial”.

Monedas, postales, invitaciones, carnets de baile, porcelanas,
vasos de pulquería, cajas de todos tipos y materiales, vitelas de
puros y los trajes del desfile oficial organizado por el régimen,
entre otras piezas, animan este mundo maravilloso, a este viaje al
pasado porfiriano.

De la mano de los actores Héctor Bonilla y Sofía Alvarez, se
llevó a cabo en el acto una visita guiada a los presentes a ese viaje
al pasado porfirista de derroches y contrastes.

Sigue

Exhiben artículos. contrastes

Por su parte, Alejandro Cortina y Cortina, propietario y
coleccionista de las emblemáticas obras, aseguró que a lo largo de 45
años reunió un gran acervo conformado por más de mil piezas.

“Busque, recorrí y encontré por el país, pero sobre todo en (el
tianguis de) La Lagunilla, todos estos objetos. Nadie me regaló nada,
fueron adquiridos a precios baratos y algunas veces por el capricho
de que yo lo quería tener.

“Todo comenzó porque soy un enigmático coleccionista de monedas,
de ahí me seguí a las medallas; después me fascine por la fotografía,
después caí en los gafetes, etcétera”, expresó.

Subrayó que cualquier objeto de los que se exhibirán durante dos
meses en este espacio museístico “te transportará a la historia”, y
añadió que “la historia se repite y enseña, y aquí se verán cantidad
de situaciones que hoy están ocurriendo”.

En su oportunidad, Walter Boelsterly, director del Museo de Arte
Popular, dijo que las obras que se exhiben son impecables, pues los
hombres y mujeres que las hicieron, tocaron, vendieron, heredaron y
coleccionaron, ya no están.

“Ellas solas son su presencia muda, refieren un sinnúmero de
hechos y detalles de la vida cotidiana de todos esos seres que
posaron sus manos, sus ojos, sobre cada objeto. No son grandes ni
reflejan prestigio; son perecederas dramá

You must be logged in to post a comment Login