Inusual ola de calor en pleno invierno en costa atlántica de América del Sur

BUENOS AIRES (AFP) – La costa atlántica sudamericana vivía este miércoles una inusual ola de calor en pleno invierno austral, con temperaturas cercanas a los 30 grados Celsius, muy superiores a lo habitual en esta época del año.

Acostumbrados a temperaturas debajo de los 10 grados en un julio típico, los pobladores de Buenos Aires o Montevideo dejaron de lado abrigos, gorros y bufandas y revolvieron en sus armarios en busca de ropa más estival.

Fueron muchos los que se lanzaron a plazas, parques y hasta playas para aprovechar el poco habitual “veranillo” que tomó por sorpresa una región que el año pasado sufrió uno de los inviernos más fríos de las últimas décadas.

En Buenos Aires la temperatura llegó el martes a 28,6 grados Celsius, mientras que en el norte de Uruguay los termómetros marcaron entre 28 y 30 grados Celsius.

En el sur de Brasil, en tanto, las temperaturas rondaban los 25 grados promedio, unos cinco grados por encima de la media máxima para este época.

El mes de julio de 2008 “estará seguramente entre los 20 más cálidos del invierno austral en Argentina de acuerdo a la temperatura media”, que se conocerá a fin de mes, dijo a la AFP Liliana Núñez, pronosticadora de turno del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Núñez atribuyó a “la variabilidad típica de la atmósfera” que el calor se produzca al año siguiente de uno de los inviernos más fríos, con una histórica nevada el 9 de julio de 2007 en Buenos Aires, algo que no ocurría en 89 años.

No obstante, estimó que “este episodio aislado, con cuatro o cinco días de temperaturas elevadas en julio, no puede relacionarse con el cambio climático”.

“Son situaciones que se dan cada tanto, cuando hay predominio de cielos despejados, gran radiación y persistencias de vientos”, explicó.

La especialista dijo que desde que el SMN empezó la medición de temperaturas en 1906, los registros superaron el nivel alcanzado el martes en cuatro oportunidades.

El 29 y 31 de julio de 1979 la temperatura llegó a 30,2 y 29,5 grados Celsius, respectivamente, mientras que el 28 y el 29 de julio de 1997 alcanzó 29,3 y 29,4 grados Celsius.

Una situación similar a la que vive Uruguay. “En lo que va del invierno, este sería el más caluroso en los últimos 10 años”, dijo el meteorólogo Núbel Cisneros a la AFP, aunque aclaró que “es prematuro” sacar conclusiones porque “todavía no terminó el invierno”.

Si bien los inviernos uruguayos en general cuentan con un veranillo en junio, “en esta época del año no es común”, explicó Cisneros, indicando que las temperaturas medias se sitúan entre 5 y 10°C más en junio y en lo que va de julio.

Este veranillo “no es común” además por “sus altas temperaturas y su larga duración”. Las temperaturas máximas se situaron entre 28 y 30 °C en el norte del país y entre 24 y 28°C en el sur.

Por su parte, el meteorólogo Diego Vázquez Melo también estimó que “hay que esperar a que termine el trimestre” para comparar este invierno con anteriores, aunque indicó que se han dado “temperaturas muy superiores a lo normal, de dos veces o dos veces y media superiores”.

El de 2007 fue el invierno más frío en Uruguay desde 1951.

Vázquez Melo dijo a la AFP que este “veranillo” culminará la noche del viernes, “tendiendo a valores normales para el invierno”, aunque “con períodos de alternancia más calientes”.

En Brasil, una meteoróloga de la empresa Climatempo estimó que “la región está en una fase de neutralidad en la que no están influyendo los fénomenos de el Niño y la Niña”.

“Tuvimos un comienzo de invierno muy frío debido a la Niña. Lo peor del invierno ya pasó. No se esperan más que algunas masas polares en algunos días de agosto y setiembre”, vaticinó.

You must be logged in to post a comment Login