Plasmó en dibujos el escultor Rodrigo Arenas el drama del secuestro.

* Los hizo durante su cautiverio en 1987 en poder del ELN
* Su muestra busca sensibilizar a los colombianos sobre este hecho

Por Edelmiro Franco. Corresponsal

Bogotá, 16 Jul (Notimex).- La muestra “El cristo del secuestro”,
una serie de dibujos realizada por el escultor colombiano Rodrigo
Arenas Betancourt cuando estuvo en cautiverio en 1987, recorre el
país como fiel testimonio de esta tragedia.

La obra del fallecido artista (1919-1995), considerado como uno
de los más grandes escultores de Colombia en el Siglo XX, forma parte
del trabajo de la organización “País libre” para sensibilizar a los
colombianos sobre el drama del plagio en esta nación andina.

“El objetivo de mostrar los dibujos que hizo el maestro durante
sus tres meses de cautiverio es ayudar a visibilizar a las víctimas
del secuestro, que es un drama que vive nuestro país”, dijo a Notimex
María Elena de Arenas, viuda del escultor.

Ella, quien preside la fundación “Rodrigo Arenas Betancourt” con
sede en la noroccidental ciudad de Medellín, indicó que “el secuestro
es una muerte inmediata, una muerte que no ocurre, que esta ahí
pegada en la nuca”.

Aseveró que “por eso nos sumamos a las voces contra el secuestro
y a la marcha del domingo” para exigir la libertad de los rehenes en
poder de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia
(FARC) y de otras organizaciones al margen de la ley.

Arenas Betancourt fue secuestrado por un comando del rebelde
Ejército de Liberación Nacional (ELN) en octubre de 1987 en una zona
rural del noroccidental departamento de Antioquia.

El artista plástico fue liberado en enero de 1988 después de que
su esposa logró reunir el dinero del rescate vendiendo réplicas de
sus mejores obras.

“Este fue uno de los primeros casos de secuestro que se dieron
en Colombia. Fue un hecho de opinión y luego recuerdo que por esos
años secuestraron a Alvaro Gómez Hurtado (dirigente conservador). Los
grupos buscaban grandes personajes”, recordó.

Durante los tres meses que permaneció secuestrado en las
montañas de Antioquia, Arenas Betancourt se dedicó a pintar en un
cuaderno y a escribir.

“El me dijo que todos los días escribía y dibujaba porque era
como aplicarse un harakiri” y siempre dijo que morir todos los días
un poco con el pensamiento lleva a no temerle a la muerte. El
secuestro le dio esa fortaleza al maestro”, anotó la viuda del
artista.

Durante los 90 días que estuvo como rehén del ELN, Arenas
Betancourt hizo 10 dibujos en los que expresó el dolor y la muerte
mezclados con el paisaje de las imponentes montañas en donde lo
retuvieron los guerrilleros.

En uno de estos dibujos, el artista mostró dos alas gigantes
para huir del secuestro. En otro, se ve al escultor como “parido por
su propia tierra y en otro se ve a sí mismo entrando a las entra;as
de su tierra”, apuntó.

Otro de los dibujos es un autorretrato que lleva en el pecho un
Cristo, como símbolo del tormento y sacrificio del secuestrado, que
también muestra el cielo y la muerte.

En libertad, el artista colombiano hizo otras 10 obras, entre
las que se destaca “El Cristo del Secuestro”, que es un vigoroso
torso masculino al que envuelve un elemento tipo alambre y lacerante.

“Los dibujos pintados en sus cuadernos los recuperamos hace
cinco a;os y les tomamos fotos ampliadas para poder difundirlas
porque es un material muy valioso como aporte a la memoria histórica
de las víctimas del secuestro”, relató la viuda del artista.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login