Rescata Olivier Fraikin riqueza cultural de la escena “underground”

* Lanza “Latin flavors”, un acoplado ecléctico que revive joyas dellatin jazz

Por Ma. del Carmen Varela.

México, 16 Jul (Notimex).- Considerado un respetado artista de
mezclas suaves, cuyas bases se encuentran en el jazz y la música
electrónica, el francés Olivier Fraikin lanza en México “Latin
flavors”, un disco de exquisitas fusiones que promete cautivar a
quienes estén ávidos de nuevas experiencias musicales.

Se trata de un disco que sale del llamado “world music”, en
virtud de que no pretende funcionar a partir de sonidos
tradicionales, sino acercar a los melómanos mexicanos a géneros y
ritmos contemporáneos, aderezados con el sello de Fraikin, que es el
acoplado ecléctico.

En entrevista con Notimex, el también Dj, con cerca de una
década de radicar en el país, explicó que tiene un año de haber
creado su propio sello independiente para producir él mismo estos
materiales que han tenido muy buena aceptación entre la gente que
gusta de conocer qué hay más allá de la oferta musical comercial.

Su idea, expuso, es traer a México una propuesta poco
convencional, que va del jazz a la música electrónica, pasando por
las más diversas fusiones, hechas a partir de la musicalidad de
diversos países, pues está convencido de que la música es cultura y
ésta debe ser motivo de intercambio permanente.

Lleno de proyectos, entre los que destaca un nuevo acoplado que
incluirá musica mexicana moderna, su interés principal, aseguró, es
difundir materiales desconocidos en estas latitudes.

“Tengo trato con sellos desconocidos, independientes de todo el
mundo, que no manejan aquí en México y que están haciendo cosas
interesantes que deben ser conocidas”, expresó.

Fraikin, quien participó el pasado lunes en la Fiesta de la
República en la Casa Francia, de esta ciudad, destacó que su apuesta
por este tipo de música parte de la idea de que las grandes empresas
cometen un error al considerar que este nicho de mercado no deja
ganancias.

Desde esa perspectiva, comentó, él busca ser punta de lanza para
desarrollar una escena “underground”, que existe, es muy buena, pero
no se da a conocer de manera generalizada, porque no se le considera
el gran negocio que es la música comercial.

“Creo que es un círculo vicioso que se tiene que romper, las
propias grandes disqueras deberían destinar parte de sus cuantiosas
ganancias a desarrollar esta escena “underground” y se darían cuenta
de que también tienen mucho que ganar y, sobre todo, demasiado que
aportar al intercambio cultural”, aseguró.

Sobre la forma como surgen sus acoplados, explicó que busca
sobre todo “rarezas musicales”, temas muy difíciles de encontrar o
versiones novedosas de música de ayer y de hoy, que dan como
resultado algo muy ecléctico, con influencias variadas.

En el caso de “Latin flavors”, expresó, se trata de un material
en el que lo mismo se pueden encontrar reminiscencias de funky, que
de cha cha chá o de rock.

El disco, expuso, está dedicado a los amantes del latín jazz
pero cualquier persona puede disfrutarlo gracias a la selección
realizada.

El material, que ya está a la venta en sitios de “world music” o
música alternativa, incluye ritmos cubanos y afrocaribeños, como la
salsa, que va desde lo tradicional, con temas de Luis Bofil, Café
Nostalgia e Up Bustle & Out, hasta lo moderno y actual con la versión
electrónica de St Germain o la rumba frenética de Quantic &
Nickodemus, con Tempo Alomar.

Destaca Señor Coconut and his Orchestra que abre el disco, con
su mezcla de mambo, cha cha chá, merengue, bolero y guaguánco. “A sus
oídos les encantará la versión Cha Cha Cha de “Smoke On The Water”,
de Deep Purple.

También hace su aparición Tito Puente, el rey de los timbales
que ha reinado sobre la salsa durante más de 50 años, pionero del
latín jazz a quien debemos el famosísimo “Oye como va”. Este prendido
icono presenta un concentrado de buen humor y energía, en la versión
re-mezclada por Mr. Bongo (Inglaterra).

You must be logged in to post a comment Login