Restos descubiertos en 2007 son los del hijo del zar de Rusia y su hermana

MOSCU (AFP) – Los restos humanos descubiertos en 2007 en la región de Ekaterinburgo (Urales) son los del hijo del zar, el zarevich, y de su hermana María, asesinados con toda la familia imperial rusa hace justo 90 años, concluyó el miércoles la fiscalía rusa.

La fiscalía confirmó en un comunicado que “todos los resultados científicos recibidos, realizados con base en un análisis del ADN (…) coinciden con la hipótesis” de que esos fragmentos de cuerpos son los del hijo y de una de las cuatro hijas del último zar de Rusia Nicolás II.

Los fragmentos de los cuerpos, que tenían señales de una muerte violenta, fueron descubiertos en julio del año pasado cerca de Ekaterinburgo, donde la familia imperial rusa fue ejecutada en la noche del 16 al 17 de julio de 1918 por orden de los bolcheviques, que habían tomado el poder en la revolución de octubre de 1917.

Los resultados publicados el miércoles fueron logrados gracias a tres peritajes realizados en Rusia (en el Instituto de Genética Vavilov), en Estados Unidos (en un laboratorio del Pentágono), y en la ciudad austriaca de Innsbruck, precisó Vladimir Soloviev, investigador de la fiscalía rusa, ante la cadena de televisión Rossia.

Los cadáveres de los demás miembros de la familia Romanov -los del zar, su esposa y sus otras tres hijas-, extraídos de una fosa común de Ekaterinburgo en 1991, fueron oficialmente identificados en 1998 por el gobierno ruso e inhumados con gran pompa en la antigua capital imperial San Petersburgo.

Entonces se produjo una fuerte polémica sobre la autenticidad de los cadáveres. La Iglesia ortodoxa rusa puso en duda los resultados de los análisis de ADN.

You must be logged in to post a comment Login