Benedicto XVI preside vía crucis “teatral”

Por Andrés Beltramo Alvarez.

Sydney.- El Papa Benedicto XVI encabezó el viernes parte de un magno vía crucis “teatral” por las calles de Sydney, la representación con jóvenes actores de la pasión de Cristo según los textos bíblicos.

Poco después de las 15:00 horas local (00:00 GMT) comenzó la puesta en escena de la primera estación del camino de la cruz frente a la catedral de St. Mary, ubicada frente al Hyde Park en el centro de la ciudad.

Al finalizar ese primer paso el Papa dirigió una breve oración junto a los presentes, inmediatamente después se dirigió a la cripta de la catedral desde donde, frente a un gran pantalla, debía seguir la ceremonia.

En primera instancia esto no fue posible porque, al llegar, Joseph Ratzinger se sentó en un trono mientras las imágenes proyectadas frente a él correspondieron no a la vía crucis sino a sus actividades pasadas durante el día.

Esto causó sorpresa, él permaneció sentado mientras los responsables trataron de corregir el desacierto que luego de algunos minutos fue solucionado.

Las 13 estaciones del camino de la cruz (se trata de una versión especial de esta ceremonia litúrgica, ya que la usada normalmente considera 14 pasajes) fueron representadas en diferentes sectores de la Bahía de Sydney.

Entre ellos la Galería de Arte, el parque Domain, el patio del simbólico Opera House (casa de la ópera), el Darling Harbour y el Barangaroo.

Papa almuerza con 12 jóvenes del mundo, uno méxico-americano

El Papa Benedicto XVI compartió la comida de este viernes con 12 jóvenes: dos australianos y el resto representantes de los cinco continentes, entre ellos el méxico-americano Armando Cervantes.

En el ingreso de la casa anexa a la Catedral de St. Mary, en el centro de Sydney, los organizadores montaron una austera mesa redonda donde se sentaron los muchachos junto al Papa y al cardenal George Pell.

El almuerzo duró poco más de una hora y media, durante el mismo degustaron un menú simple con una entrada de sopa dulce de papas con peras mientras que, como plato principal, fue servido pollo al curry con chícharos.

De postre un pastel de limón, frutas de estación, jugo de naranja, chocolate y café. La mayor parte del encuentro se desarrolló en inglés aunque se usaron también, en algunos momentos, el alemán y el español.

Los jóvenes, seis mujeres y otros tantos hombres, fueron elegidos por los obispos de diversas naciones. Armando Cervantes, de 27 años, es hijo de mexicanos inmigrados ilegalmente a Estados Unidos, donde residen en California.

Del Continente Americano también estuvo presente Jorgiana Aldren Lima de Santana, una brasileña de 26 años, mientras de Europa asistieron el español Fidel Mateos Rodríguez (25) y la francesa Marie-Benedicte Esnault (22).

Ijemoa Jacinta Igwe (25), de Nigeria, y Muaka Muaka Baloza (29), del Congo, representaron a Africa; Wonhyon Cho (28), de Corea, y Helena de Sousa (25), de Timor Oriental, a Asia; Clare Dooley (30), de Nueva Zelanda, y Gabriel Nangile (28), de Papua, a Oceanía.

Completaron la lista los australianos Craig Ashby, un aborigen de 21 años, y Teresa Wilson, una muchacha de 31 años.

Al finalizar la comida los presentes ofrecieron a Benedicto XVI algunos regalos, el más curioso de ellos fue el ofrecido por Armando Cervantes, quien obsequió un sombrero típico de Disneylandia con orejas del ratón Mickey.

El obispo de Roma, al ver la gorra, sonrió y mostró su curiosidad. También recibió otros dones como discos compactos de música clásica, vestimentas de aborígenes, arte africano, un rosario español y una playera de Sydney.

Pide el Papa dar esperanza a un mundo amenazado por la violencia

El Papa Benedicto XVI alertó el viernes ante líderes religiosos sobre la urgencia de dar esperanza a un mundo “amenazado por siniestras e indiscriminadas formas de violencia”.

“La armoniosa correlación entre religión y vida pública es tanto más importante en una época en la cual algunos han llega

You must be logged in to post a comment Login