Hallan entierro humano en el antiguo Fortín de la Tenería .

* Indaga el INAH destino de los caídos en la Batalla de Monterrey .

México, 18 Jul (Notimex).- Bajo la premisa de que “donde hubo
fuego, vestigios quedan”, personal del Instituto Nacional de
Antropología realiza trabajos arqueológicos en zonas donde alguna vez
hubo enfrentamientos bélicos, en los que ha encontrado vestigios
diversos.

El más reciente es un entierro humano, ubicado en la calle de
Héroes del 47, entre Washington y Aramberri, también parte del
antiguo Fortín de la Tenería, y está relacionado con el episodio
bélico denominado “Batalla de Monterrey”.

La arqueóloga Araceli Rivera Estrada está encargada de esos
hallazgos que, afirmó, proporcionan pautas para aclarar el destino de
los casi 100 caídos del bando mexicano en la batalla; aunque según
los análisis realizados hasta el momento, todo apunta a que los
restos son de soldados estadounidenses.

A partir de estos resultados, los investigadores se han dado a
la tarea de crear vínculos que permitan definir el origen de los
individuos, a partir de información que permitió identificar que
muchos de los militares extranjeros provenían de los estados de
Tennessee y Misisipi, en Estados Unidos.

A uno de los casos, se le hicieron una serie de análisis, a
partir de archivos donde se encontraron cartas que coinciden, según
sus fechas, con las monedas del soldado.

De ellas se han podido obtener datos que en un futuro próximo,
permitan detectar su lugar de procedencia, y a partir de estudios de
ADN, encontrar los lazos familiares para establecer contacto con su
descendencia. Esto ayudará a que los parientes recuperen los restos
de sus antepasados y obtengan mayor información sobre su historia
genética.

Hoy día, se tienen propuestas con instituciones norteamericanas
para realizar intercambios de restos óseos humanos, es decir,
devolver a EU a los individuos encontrados hasta el momento y que
ellos a su vez regresen los que tienen bajo su resguardo, producto
también de las batallas sostenidas en lugares de ese país.

Cabe destacar que el interés por estudiar los vestigios de los
campos de batalla, surge a partir de un reporte hecho en 1996 por
ciudadanos del estado de Nuevo León, quienes identificaron restos
óseos humanos.
Sigue.
Hallan/dos/humanos.

Según Rivera, hace poco más de 10 años atendieron la denuncia y
desde entonces se han hecho tres rescates en el área que va de la
calle Washington, entre Héroes del 47 y Julián Villarreal, en el
Centro Histórico de Monterrey, donde el gobierno del estado realiza
obras de equipamiento e infraestructura.

“Nuestro interés se da a partir de la necesidad que tenemos para
obtener más pruebas y definir lo que sucedió realmente en las
batallas, en este caso la Intervención Norteamericana en el país, ya
que algunos aspectos que hemos interpretado de los rescates se
contraponen con la información de documentos históricos”, agregó.

En uno de los tres entierros se encontraron diversos objetos de
metal, clavos de entre 1 y 8 centímetros de longitud, dos botones
-uno de metal y otro de madera- y dos monedas que, después de
someterlas a tratamiento, se confirmó que están hechas de plata, con
valor de medio dólar, y fechadas en 1824 y 1846, respectivamente.

Algunas hipótesis de los investigadores apuntan a que este
fechamiento corresponde tanto al nacimiento como a la muerte del
individuo.

“Los documentos aportan información sobre los soldados
norteamericanos, quienes mantenían un rango de edad entre 21 y 25
años; las fechas en las monedas tienen 22 años de diferencia y
creemos que ese lapso de tiempo está ligado con la edad del difunto;
también suponemos que fueron depositadas intencionalmente, como parte
de su historia personal”, añadió.

Se trataba de un entierro primario indirecto, ya que se encontró
parte de lo que, se cree, fue la cabecera de un ataúd de madera,
donde fue colocado el cuerpo; además, sustentan esta hipótesis, una
serie de clavos distribuidos a lo largo del hallazgo, que mantení

You must be logged in to post a comment Login