Iglesia de Ecuador rechaza texto constitucional sobre la concepción

Quito.- El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Antonio Arregui, rechazó el viernes el texto de la nueva Constitución que hace alusión a la vida y la concepción porque dejaría abierta la posibilidad de legalizar el aborto.

Arregui aseveró en declaraciones a Radio Quito que el texto, aprobado la víspera por la Asamblea Constituyente, es “una verguenza y un atropello a la dignidad de la persona” porque tiene un carácter “materialista”.

En la última jornada de votación de los textos constitucionales, la víspera, la Asamblea aprobó uno que estipula que “el Estado reconocerá y garantizará la vida, incluido el cuidado y protección desde su concepción”.

A juicio de instituciones civiles que rechazan el aborto, algunas ligadas a las iglesias católica y evangélica, el texto constitucional deja abierta la posibilidad de legalizar la interrupción del embarazo.

El también arzobispo de Guayaquil dijo que la nueva Carta Magna, que será sometida a referendo en septiembre próximo, “no incluye sino excluye” y descartó que sea un texto “moderno”.

Señalo que, en adelante, lo que les queda a los católicos ecuatorianos es “esperar la iluminación de Dios” cuando tengan que pronunciarse, en septiembre, sobre la nueva Constitución.

La representante del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), Virginia Gómez de la Torre, aseveró por su parte que los adversarios a la norma aprobada por la Asamblea la interpretan de manera equivocada al entender que permite el aborto.

Gómez de la Torre, que integra esa Organización No Gubernamental (ONG) que defiende los derechos del sexo femenino, sostuvo que el nuevo texto busca salvar a las mujeres cuando el embarazo pone en peligro su vida.

La asambleísta Rosanna Queirolo, que desarrolló una intensa campaña contra la norma aprobada en la Constituyente, aseveró en tanto que no se opone a garantizar la vida de la mujer, sino a la distribución de la “píldora del día después”.

Queirolo, que formó parte del bloque del gobernante Acuerdo País (AP), se retiró de esa alianza a raíz de la polémica que se generó por las implicaciones que tiene para la práctica del aborto el nuevo texto de la Carta Magna.

Las discrepancias entre el oficialismo, mayoritario en la Asamblea, y la minoría opositora también se extendieron a la norma constitucional del capítulo referido a la integración de la familia ya que da “reconocimiento a todo tipo de familias”.

A juicio de la oposición, esa redacción abre las puertas al reconocimiento de las parejas homosexuales.

El debate de esos temas provocó en su momento el retiro del bloque oficialista de Queirolo y de su colega Diana Acosta.

El oficialismo y el propio presidente ecuatoriano Rafael Correa han censurado que los medios de prensa y la oposición hayan intentado centrar el debate sobre la nueva Constitución en el aborto, cuando hay temas de carácter social, económico y social apremiantes.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login