Mandela celebra su cumpleaños 90 en familia, en medio de homenajes

QUNU, Suráfrica (AFP) – Nelson Mandela, ícono del movimiento contra el apartheid y primer presidente negro de Sudáfrica, denunció la pobreza en Sudáfrica al celebrar este viernes en familia sus 90 años mientras los homenajes llovían de todo el mundo.

Mientras Mandela empleaba su habitual sentido del humor, refiriéndose a sí mismo como un hombre viejo y jubilado, sus compatriotas saludaban en él al padre de la nación.

El sábado se espera que Mandela protagonice una celebración con 500 invitados en Qunu, el pueblo del sureste en el que creció. Sin embargo, este viernes prefirió celebrar su cumpleaños en privado, con su familia.

Mandela también celebra este viernes el décimo aniversario de su matrimonio con Graça Machel, su tercera esposa y viuda del ex presidente mozambiqueño Samora Machel.

“Estamos halagados de vuestra voluntad de desear un feliz aniversario a un anciano jubilado, que ya no tiene poder ni influencia”, declaró Mandela en un mensaje difundido por la radio pública SAFM.

“Estamos celebrándolo y os agradezco que os unáis a mí en estas celebraciones”, añadió el héroe de la lucha contra el apartheid, que pasó 27 años de su vida en las prisiones del régimen racista.

“Hay muchas personas en Sudáfrica que son ricas y que pueden compartir esas riquezas con aquellos que no son tan afortunados y no han sido capaces de vencer la pobreza”, dijo Mandela a los periodistas cuando le preguntaron si tenía un mensaje para el mundo en el día de su cumpleaños.

Mandela afirmó que tenía suerte en haber llegado a los 90 años de edad.

“Nuestro pueblo es víctima de la pobreza. Si usted es pobre, es posible que no viva mucho tiempo”, agregó.

Aunque la prensa sudafricana coincidía en sus felicitaciones al hombre que presidió Sudáfrica entre 1994 y 1999, algunos comentaristas aprovecharon su cumpleaños para establecer una comparación nada favorable para su sucesor, el actual presidente Thabo Mbeki.

“Mientras que Mandela unía, (el actual presidente Thabo) Mbeki ha dividido. Su voluntad de perdón y de reconciliación con sus antiguos perseguidores por el interés de Suráfrica contrasta con la política de acaparamiento del poder que domina en el partido gobernante”, escribía el semanario Mail and Guardian.

Mbeki, que asistirá a la fiesta del sábado en Qunu, homenajeó en Mandela “la encarnación de lo que los seres humanes deberían ser para sí mismos y los demás”.

El ex capitán de la selección sudafricana de rugby François Pienaar, cuya celebración junto a Mandela tras la victoria en el Mundial de rugby en 1995 ejemplificó el espíritu de reconciliación con la población blanca, le agradeció “la inspiración que le dio a la nación”.

F.W. de Klerk, último presidente del régimen del apartheid en Suráfrica, decribió a Mandela como una de las mayores figuras del siglo XX.

“Tras su investidura, Nelson Mandela empleó su encanto personal para promover la reconciliación y modelar las distintas comunidades dentro de una nación multicultural. Creo que eso se considerará como su gran legado”, dijo.

En Qunu, los lugareños se dijeron honorados por la presencia de Mandela, pese a no haber sido invitados a la fiesta del sábado.

“He oído que no estamos invitados, pero voy a ponerme mi mejor traje y me quedaré junto a la puerta, para verlo aunque sea un momento”, dijo Thandile Geledwa, de 60 años.

Las celebraciones del cumpleaños de Mandela comenzaron hace varias semanas. El 27 de junio se organizó un macroconcierto en Londres, en Hyde Park, para recabar fondos destinados a su organización de lucha contra el sida. También se han lanzado ediciones limitadas de monedas y sellos con su imagen para recaudar dinero y alimentar su fundación caritativa.

You must be logged in to post a comment Login