Rumbo a la medicina personalizada

WASHINGTON, D.C. (ConCiencia) – Cada vez son más los productos personalizados que hay disponibles en el mercado y mientras más satisfagan los gustos de cada consumidor, mejor. Y los medicamentos y tratamientos médicos podrían no ser la excepción.

Por lo general, cada grupo étnico posee diferencias en la incidencia de una enfermedad, la cual podría depender de la combinación de variaciones genéticas y estilo cultural de vida que comparten como etnia.

“En todas estas enfermedades, una persona tiene cierto riesgo genético o riesgos de desarrollar la enfermedad”, dijo la doctora Belén Hurle, investigadora del National Human Genome Research Institute (NHGRI).

Los latinos, por ejemplo, se ven desproporcionadamente afectados por enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer, obesidad infantil y diabetes, a comparación del resto de la población de los Estados Unidos. La tarea de los científicos es analizar estas diferencias y tratar de encontrar las razones para explicarlas.

A pesar de estas estadísticas alarmantes, Hurle ve con entusiasmo el futuro de la medicina gracias a los avances del proyecto del genoma humano de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) y el Departamento de Energía (DOE).

“Tal vez la manera más fácil de explicar el genoma humano es comparándolo con el manual de instrucciones de un automóvil, el cual nos dice cómo funciona el auto y qué hacer en caso se malogre”, explicó Hurle.

De esta manera, conocer con anticipación los factores genéticos de riesgo de una enfermedad en particular y evaluar la composición genética de una persona mientras se está todavía saludable, podría estimular cambios de comportamiento que podrían demorar o incluso prevenir la enfermedad. De ahí la importancia de conocer el historial médico los familiares más cercanos para saber si existe algún riesgo de salud que pudo haber sido heredado a través de los genes.

Es el caso de una persona sana que presenta un riesgo genético de diabetes. Al implementar un plan de alimentación sano y una rutina de actividad física, podría prevenir el desarrollo de la enfermedad.

La medicina personalizada es uno de los proyectos más ambiciosos. Un simple examen de sangre podría por ejemplo, evaluar el perfil genético de una persona con el objetivo de ayudar a identificar el mejor tratamiento disponible para esa persona en particular.

De acuerdo a Hurle, este tipo de tratamiento podría algún día minimizar los efectos secundarios del tratamiento y maximizar las posibilidades de cura.

El proyecto del genoma humano está cambiando la manera en cómo se concibe la medicina hoy en día. El futuro traerá grandes avances e inimaginables posibilidades.

Para más información visite www.nuestrogenoma.org

You must be logged in to post a comment Login