Sabotean programa que salva indocumentados en California

San Diego.- Un programa que consiste en dejar agua potable en corredores de indocumentados en el desierto de California ha sido saboteado en forma sistemática por desconocidos, denunció el jueves una activista mexicana.

“La semana pasada descubrimos que con navajas o cuchillos abrieron las botellas de agua que dejamos en Carrizo Creeck, y luego hallamos tres cadáveres de inmigrantes cerca de ese lugar donde desconocidos desperdiciaron el agua, en Ocotillo”, dijo Laura Celina Hunter.

la Patrulla Fronteriza informó que de un grupo de diez personas, tres murieron y otros siete fueron rescatadas con síntomas de insolación. El grupo había cruzado la frontera y caminado por la ruta en que el grupo de Hunter, Estaciones de Agua, había dejado las botellas.

“Lo más insultante es que cortan los garrafones de un galón (3.8 litros) y las botellas más pequeñas y las vuelven a colocar como estaban, como sarcasmo ante las pobres personas que quizá pudieran perder la vida por no tener esa agua”, dijo Hunter.

El grupo Estaciones de Agua inicia el programa con voluntarios desde hace más de ocho años cada marzo, cuando comienzan a aumentar las temperaturas en la zona desértica de California, y concluye cada octubre, cuando llegan temperaturas más frescas o frías.

“Este año hemos tenido un incremento inusual en este tipo de actos de sabotaje altamente cobardes y peligrosamente mortales”, dijo Hunter.

La activista informó que su grupo, que cuenta con modestos recursos propios, ofrece una recompensa de mil dólares a quien proporcione informes que conduzcan a identificar y detener a los responsables de estos actos de sabotaje.

El portal del grupo en la red mundial es www.desertwater.org.

“Necesitamos saber quienes son y de ser posible llevarlos a la cárcel, porque lo que hacen puede significar la vida o la muerte de personas”, dijo la activista.

En California ese delito tendría potencial agravante por basarse en diferencias raciales.

El grupo Estaciones de Agua informó sobre esos actos al alguacil del condado Imperial, a la Patrulla Fronteriza y a la Administración federal de Tierras, todas instituciones que respetan las actividades del grupo voluntario.

Difícilmente se podría pensar en un número preciso de personas que ha salvado la organización en las regiones de desierto y montañas de California.

El grupo ahora trata de convencer a autoridades en el Valle Imperial para colocar boyas en el Río Colorado y su afluente artificial Canal Todo Americano, donde a menudo mueren inmigrantes por ahogamiento.

Estaciones de Agua fue fundado por John Hunter, esposo de Laura Celina Hunter, y hermano del saliente congresista federal republicano Duncan Hunter, el autor original, desde hace 20 años, de sellar la frontera con bardas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login