Urgen acción del Congreso en caso de mexicanos condenados a muerte

La Sociedad Estadunidense de Derecho Internacional (ASIL) urgió el viernes al Congreso estadunidense a que actúe a fin de que Estados Unidos cumpla sus obligaciones internacionales en el caso de cinco mexicanos condenados a muerte.

“Es vitalmente importante la acción legislativa para asegurar el cumplimiento de nuestras indisputables obligaciones internacionales” vinculantes, dijo la presidenta de la ASIL, Lucy Reed.

“Están en juego importantes protecciones de los estadunidenses en el extranjero, así como nuestra reputación como país que cumple sus acuerdos internacionales y espera que otros hagan lo mismo”, subrayó.

Reed y varios ex presidentes de la ASIL enviaron cartas al Congreso para que asegure que Estados Unidos cumpla sus obligaciones bajo la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares y la Carta de Naciones Unidas.

La carta de la ASIL llama la atención sobre la falta de acceso de los mexicanos a funcionarios de su consulado, lo cual es requerido por la Convención de Viena de la cual es signatario Estados Unidos.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) pidió el miércoles al gobierno de Estados Unidos detener la ejecución de los mexicanos, entre ellos la de José Ernesto Medellín, que está programada para el próximo 5 de agosto.

La CIJ, que dio a conocer su fallo sobre las “medidas provisionales” solicitadas por México en junio pasado, ya había emitido en 2004 un fallo similar para la revisión de 51 casos de mexicanos en pena de muerte.

En esa oportunidad la CIJ, el principal órgano judicial de Naciones Unidas para dirimir controversias entre países, determinó que en su detención se habían violado sus derechos a la asistencia consular bajo la Convención de Viena de 1963.

Robert Black, vocero del gobernador de Texas, Rick Perry, señaló que los fallos de la CIJ “no son obligatorios en el sistema judicial de Texas” por lo cual “todas las ejecuciones seguirán como han sido programadas”.

La vocera de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo por su parte que la decisión de la CIJ es preliminar y que la están “evaluando ahora”.

Reed, presidenta de la ASIL, firmó la carta con ex presidentes de esa entidad como José Alvarez, Charles N. Brower, James H. Carter, Thomas Franck, Louis Henkin, Arthur W. Rovine, Anne-Marie Slaughter, Peter D. Trooboff, y Edith Brown Weiss.

Las cartas de ASIL enviadas a los líderes del Senado y la Cámara de Representantes, advierten que una violación de Estados Unidos a la Convención de Viena sentaría “un peligroso precedente” que perjudicaría los mismos derechos de los estadunidenses en el exterior.

La ASIL indicó que ejecución de los mexicanos sin la revisión o reconsideración de sus casos que pide la CIJ dañaría la reputación de Estados Unidos como país que respeta sus obligaciones y exige a otros países esos mismos valores.

“Nuestra capacidad de concluir acuerdos vinculantes con otros países facilita casi cada aspecto de nuestras relaciones internacionales”, incluyendo esfuerzos contra el terrorismo, acuerdos comerciales, ambientales y de no proliferación nuclear, señaló.

La entidad informó que el pasado 14 de junio el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Howard Bernan, presentó un proyecto de ley para proporcionar la base legal para cumplir la orden de la CIJ.

La ASIL, con cuatro mil miembros en casi 100 países, que incluyen a abogados, académicos, funcionarios y jueces, entre otros, es una entidad sin fines de lucro fundada en 1906 para promover las relaciones internacionales con base en la ley y la justicia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login