Alistan inicio de juicio para el chofer de Osama bin Laden

Salim Ahmed Hamdan, chofer del jefe de la red Al Qaeda, el saudita Osama bin Laden, se convertirá este lunes en el primer enjuiciado por terrorismo bajo los polémicos tribunales militares establecidos por el presidente George W. Bush en Guantánamo.

El ciudadano de origen yemení, capturado en Afganistán en 2001 y acusado de ser militante de Al Qaeda, además de estar involucrado en el apoyo a actos de terrorismo, podría ser sentenciado a cadena perpetua de ser encontrado culpable por la justicia castrense.

El caso se ventilará bajo jurisdicción militar en la base estadunidense de Guantánamo, en territorio de Cuba.

Aunque su función como chofer de Bin Laden no ha estado en duda ni es disputada por su equipo legal, Salim y sus abogados han negado toda responsabilidad en la participación de actos terroristas.

El primer juicio a un prisionero de guerra desde la Segunda Guerra Mundial caso será objeto de atención internacional, toda vez que Hamdan fue uno de los primeros “combatientes ilegales” que ganó una apelación ante la Suprema Corte de Justicia estadunidense.

En 2006, el máximo tribunal dictaminó, con base en una demanda de Hamdan, que las llamadas comisiones militares especiales de Guantánamo eran inconstitucionales y el presidente Bush carecía de autoridad para establecerlos.

Bajo los tribunales militares los combatientes ilegales carecen de todos los derechos y prerrogativas que concede la Convención de Ginebra a los prisioneros de guerra, además que pueden ser mantenidos en detención sin acusación por tiempo indefinido.

Hamdan se encuentra en Guantánamo desde 2002 junto con cientos de presuntos sospechosos de terrorismo.

Aunque sus abogados buscaron la semana pasada retrasar el inicio del juicio, a fin de disponer de más tiempo para disputar la legalidad de los tribunales militares, el magistrado federal James Robertson determinó que el proceso debe dar inicio este lunes en la base naval.

Sin embargo, el juez dejó abierta la posibilidad de que los abogados de Hamdan lleven el caso a los tribunales federales una vez que concluyan los procedimientos militares en Guantánamo, que fueron aprobados por una nueva ley del Congreso en 2006.

Además de sus abogados civiles, Hamdan será apoyado en su defensa por un litigante militar, el teniente comandante de la Marina estadunidense Brian Mizer. El fiscal a cargo del caso es el coronel Lawrence Morris.

La estrategia legal de Hamdan consiste en demostrar que era un simple chofer, por lo cual recibía un salario de unos dos mil dólares mensuales, pero nunca apoyó la comisión de actos de terrorismo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login