Denuncian tímida reacción de Guatemala ante política migratoria de EU

Guatemala.- Las deportaciones de guatemaltecos indocumentados desde Estados Unidos van en aumento, mientras la cancillería impulsa tímidas acciones para asistir a aquellos que son víctimas de abuso en ese país, denunciaron activistas.

Los guatemaltecos que laboran en Estados Unidos sin documentos migratorios, ni permisos de trabajo, enfrentan el acoso de las autoridades y el peligro constante de las redadas, señalaron organizaciones guatemaltecas defensoras de los migrantes en ese país.

El representante del Movimiento de Inmigrantes Guatemaltecos en Chicago, Carlos Gómez, dijo a emisoras capitalinas que mientras Estados Unidos endurece sus políticas migratorias, la cancillería de Guatemala “se muestra cada vez más deficiente en su asistencia a los connacionales”.

Afirmó que las redadas contra guatemaltecos son constantes y que muchas veces no son expulsados de inmediato, como correspondería por carecer de documentos migratorios, sino que son encarcelados semanas y hasta meses antes de ser repatriados.

El vicecanciller guatemalteco Miguel Angel Ibarra admitió que la falta de presupuesto es el mayor obstáculo para la asistencia y protección de los connacionales en Estados Unidos, en especial de quienes son víctimas de las redadas y de otros abusos.

Indicó que se solicitó una ampliación presupuestaria de 20 millones de quetzales (2.6 millones de dólares) para el programa de asistencia legal a favor de los connacionales y se abrirán dos nuevos consulados en Los Angeles y Carolina del Norte.

La escasez de recursos económicos ha impedido abrir más consulados y aumentar el personal en las legaciones existentes.

En la actualidad, en Estados Unidos funcionan 12 consulados guatemaltecos para atender a más de 1.5 millones de connacionales. Sólo el consulado de Los Angeles, California, con unos 10 empleados, debe atender a unas 700 mil personas.

Funcionarios de la cancillería de Guatemala aseguraron que, pese a la insuficiencia de recursos, se impulsan las acciones necesarias para asistir al mayor número de compatriotas que son blanco de abusos de parte de las autoridades migratorias de Estados Unidos.

Como parte del endurecimiento de la política migratoria aplicada por las autoridades de Estados Unidos, las redadas con fines de deportación son constantes en los centros de trabajo y en los lugares de concentración de las comunidades hispanas.

El vocero de la Dirección General de Migración (DGM) de Guatemala, Donald González, dijo a Notimex que en lo que va del año Estados Unidos ha deportado a un total de 14 mil 370 guatemaltecos indocumentados.

El viernes pasado ingresaron tres aviones procedentes de Estados Unidos con guatemaltecos indocumentados. Con los siete vuelos registrados en la semana, un total de 471 connacionales llegaron a Guatemala expulsados por las autoridades migratorias estadunidenses.

Las autoridades guatemaltecas habían previsto que este año Estados Unidos deportaría a unos 25 mil guatemaltecos, el mayor número en los últimos años, mientras la Procuraduría de los Derechos Humanos estimó que la cifra rebasaría las 30 mil repatriaciones.

En 2005, la cifra de guatemaltecos deportados fue de 11 mil 25, en el 2006 subió a 18 mil 305 y el año pasado ascendió a 23 mil 68, de acuerdo con reportes preliminares de la DGM.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, en Estados Unidos viven alrededor de 1.3 millones de guatemaltecos, cuyas remesas representan una de las mayores fuentes de ingreso de divisas y son fundamentales en la economía nacional.

El central Banco de Guatemala estableció que en 2007 el ingreso de divisas por remesas familiares sumó cuatro mil 128 millones 407 dólares, los cuales fueron enviados por los guatemaltecos que laboran en Estados Unidos.

Fuentes oficiales estiman que de los más de 1.3 millones de guatemaltecos que viven en Estados Unidos, alrededor del 70 por ciento se encuentra de manera ilegal en ese país.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login