Yao Ming, una estrella en un país en plena fiebre olímpica

PEKIN (AFP) – El ‘gigante’ de 2,29 metros Yao Ming es sin duda la estrella del equipo chino de básquetbol y el deportista más admirado en el país asiático, que está ya sumido en la fiebre olímpica y que ha celebrado la presencia del jugador en los Juegos, tras cinco meses de baja por lesión.

El pívot de los Houston Rockets, de 27 años, figura desde hace cinco años en cabeza de la clasificación Forbes de las estrellas mejor pagadas de China. Desde el Partido Comunista gubernamental se le ha llegado a calificar como un “obrero modelo”.

Desde que Ming juega en la liga estadounidense (NBA), el país vive una auténtica pasión por el básquetbol, como demostró que en el momento de su debut en la principal liga del mundo hubo un gran pico de audiencia en la emisión por televisión.

Las andanzas del pívot en Estados Unidos son cubiertas por un gran número de reporteros, que siguen sus actuaciones, resultados y vivencias, con el objetivo de saciar la sed de información que hay en China, donde proliferan revistas con su nombre y clubes de hinchas.

Ming, hijo de padres también muy altos (2,08 metros el padre, 1,88 metros la madre), es objeto también de la mitomanía de los aficionados, hasta el punto de que, por ejemplo, se subastará a un elevado precio la cama en la que dormirá durante los Juegos Olímpicos.

Según publicó la prensa china unas semanas antes del evento, la cama, de 2,31 metros y fabricada especialmente para él, se pondrá a la venta tras la competición.

Las alarmas se dispararon en el país anfitrión de los Juegos cuando Ming puso punto final a la temporada por una fractura en el pie, que puso en duda su participación en Pekín-2008.

El país ha seguido su proceso de recuperación en los últimos meses, hasta que el jugador reapareció el jueves 17 de julio, en un partido de preparación en el que China derrotó a Serbia, dentro de la Copa Stankovic.

Con Yao de vuelta y preparado para los Juegos, China ya se atreve a soñar con hacer algo grande, a pesar de que las opciones de medallas parecen lejanas, por la gran competencia con la que se presenta el torneo olímpico de básquetbol.

Pero la ‘Yao-manía’ no entiende de objetividad y la euforia, por el momento, ya está desbordada.

“Equipos como Estados Unidos o España son más fuertes que nosotros”, reconoció la estrella china, que apuntó que el equipo y el país preparan desde hace mucho los Juegos y que no quieren decepcionar a nadie, en esta “formidable oportunidad”.

El jugador chino se mostró dispuesto a disfrutar el momento y asumir el papel que le ha tocado, el de figura del equipo y gran embajador de su país en el mundo del deporte.

You must be logged in to post a comment Login