.Forman grupo de jóvenes percusionistas en Acapulco.

México, 21 Jul (Notimex).- En la ciudad de Acapulco, Guerrero,
un joven percusionista promueve la práctica musical entre niños y
adolescentes como una alternativa de desarrollo artístico, que ya ha
sembrado el interés de algunos estudiantes por convertirse en músicos
profesionales.

En instalaciones prestadas por la Filarmónica de Acapulco y la
Universidad Americana de esta ciudad, Juan Carlos Lorenzana cita
semanalmente a un total de 20 jóvenes, a quienes enseña ritmos
africanos, latinos, afrocubanos y brasileños.

El nutrido grupo, interesado en la interpretación musical de
instrumentos que van desde la batería hasta los timbales, se
vislumbra como un semillero de artistas para la localidad.

Lorenzana se formó como músico en la Escuela de Música Vida y
Movimiento del Centro Cultural Ollin Yoliztli, en la capital
mexicana, la Escuela Nacional de Música y cursos en el extranjero.
Actualmente es percusionista titular de la Filarmónica de Acapulco.

Desde enero de este año puso en marcha un taller gratuito para
niños y jóvenes que le permitirá, en el corto plazo, crear un grupo
de percusionistas para la ciudad.

Por años, la ausencia de una escuela profesional de música aquí
ha orillado a jóvenes con inquietud musical a irse a estudiar a la
capital mexicana, o a los estados de México y Veracruz, explicó.

Además, la demanda de percusionistas profesionales por parte de
orquestas y otras agrupaciones musicales, ha obligado a la
contratación de músicos de otros estados para satisfacer sus
compromisos artísticos.

Así, la iniciativa de Lorenzana, apoyada por el Programa de
Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de Guerrero, pretende
estimular el talento regional y abrir los espacios para un grupo que
permanezca en el Estado.

Con 35 años de edad, pero con una experiencia cultivada desde
los seis, el músico ha reunido un amplio conjunto de instrumentos de
percusión que proporciona a sus alumnos: desde un xilófono, cuyo
valor estimado es de 100 mil pesos, hasta una marimba de 150 mil o
bien darbukas turcas y yembés africanos.

“Muchos llegaron sin saber absolutamente nada y queriendo tocar
la batería. Hoy han aprendido a leer nota y se han interesado en
otros instrumentos además de la percusión clásica”, refirió el
músico, quien además es profesor de la Universidad Americana de
Acapulco.

Los jóvenes, quienes actualmente se preparan para ofrecer un
concierto en septiembre, ensayan algunas piezas para marimba del
compositor japonés Minoru Miki y del brasileño Neil Rosauro, además
de otras con instrumentación africana, latina y oriental.

En poco tiempo, algunos de ellos han visto en la música algo más
que un pasatiempo y aspiran convertirse en músicos de carrera.

Lorenzana confió en que su iniciativa, respaldada por el Consejo
Nacional para la Cultura y las Artes, a través de la Dirección
General de Vinculación Cultural, y el Instituto Guerrerense de
Cultura, rinda frutos y el grupo se consolide como el más importante
de la ciudad en esta rama.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login