Una demanda de hijos a su padre por herencia genera escándalo en Perú

LIMA (AFP) – La disputa por una jugosa herencia enfrenta a un rico nonagenario con sus hijos -entre ellos un ex canciller del ex presidente Alberto Fujimori- en un escándalo de telenovela que se ha trasladado de Perú a Bolivia, donde el padre está bajo custodia policial a pedido de sus hijos.

El caso tiene ribetes de tragicomedia en que el enfrentamiento ha llegado a niveles extremos con acusaciones de los hijos sobre una supuesta “demencia senil” de su padre, Felipe Tudela y Barrera, y acusaciones de éste a sus dos hijos de “intento de secuestro y extorsión”.

Los protagonistas pertenecen a una antigua familia aristocrática limeña asociada a la oligarquía que dominó Perú en décadas pasadas y que tiene además como uno de los personajes centrales a Francisco Tudela Van Breughel Douglas, ex canciller y candidato a la vicepresidencia con Fujimori en 2000.

El patriarca del clan Tudela, de 92 años, se encuentra desde junio en la ciudad boliviana de Santa Cruz, huyendo -según dijo- del “acoso” de sus hijos luego de que se casó en noviembre pasado con Graciela de Losada, de 77 años.

La boda es desaprobada por los hijos quienes sostienen que el objetivo de la esposa es apoderarse de la fortuna familiar de su padre, un ex diplomático dueño de acciones en varias minas.

Sin embargo, el padre argumenta que su relación con su ahora esposa se remonta a más de veinte años, que está en pleno uso de sus facultades mentales y ha pedido reiteradas veces a sus hijos: “déjenme vivir tranquilo los últimos años de mi vida”.

Los hijos Tudela denunciaron en Bolivia a la esposa bajo acusaciones de presunto “delito de engaño a personas incapaces” por lo que el fin de semana la jueza de Santa Cruz, Estrella Montano, decretó como medida preliminar la custodia policial del anciano en un hotel de esa ciudad.

“Me han tratado como a un delincuente, esta situación es peligrosa para mi salud; mis hijos serán responsables de lo que me pueda suceder”, protestó el padre en declaraciones reproducidas este lunes en diarios de Lima.

Dijo que los agentes bolivianos le decomisaron su pasaporte, chequeras, documentos legales, recetas médicas, medicinas, en tanto la justicia boliviana decidirá en Santa Cruz este martes en diligencia judicial el destino del patriarca de los Tudela.

Felipe Tudela viajó con su esposa a Bolivia luego de que el Tribunal Constitucional peruano ordenara que se permita a los hijos ver a su padre.

Los hijos tienen esperanza de obtener la custodia de su padre y que podrán verlo recién en nueve meses, debido -según sostienen- a la oposición de la esposa que les cerró las puertas. De ser así retornarían a Lima con su padre.

Por su parte, los abogados de Felipe Tudela confían en que la justicia dará la razón al anciano, quien el domingo decidió pedir la detención de sus hijos mediante una demanda en los tribunales bolivianos.

“A Felipe Tudela nadie lo ha declarado incapaz, es un hombre casado y resulta que no puede vivir libremente donde desee. Esto es francamente demencial y todo impulsado por los hijos que lo único que quieren es la plata”, sostuvo el abogado Jorge Avendaño, que patrocina al padre.

You must be logged in to post a comment Login