Analiza gran jurado evidencias contra secta polígama en Texas

Dallas.- El procurador general de Texas, Greg Abbott, acudió el martes a testificar frente a un gran jurado que analiza la posibilidad de emitir cargos criminales contra los integrantes de una secta polígama intervenida por las autoridades en abril pasado.

Abbott llegó la mañana de este martes al pequeño edificio de la corte del condado de Schleicher, en la suroriental comunidad texana de El Dorado, para reunirse con el gran jurado que sesiona por segunda ocasión sobre el caso.

En su primera sesión el mes pasado, el gran jurado se reunió a lo largo del día sin emitir ninguna acusación relacionada con la incursión registrada en abril en el rancho de la secta de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días (FDLS).

En la incursión, las autoridades estatales tomaron bajo su custodia a más de 400 niños que se encontraban en el rancho y confiscaron cientos de cajas de documentos.

Las autoridades sospechan que la secta polígama, que se separó de la Iglesia Mormona a principios del siglo pasado, incurre en actos de abuso sexual y obliga a las adolescentes menores de edad a contraer “matrimonios” con hombres adultos.

Este martes, varias mujeres de la FDLS fueron observadas en los alrededores de la corte donde sesiona el gran jurado y al menos una de ellas fue invitada a ingresar a la sesión.

Un gran jurado es un grupo integrado por entre 12 y 23 ciudadanos convocados por un juez para reunirse en privado a fin de evaluar las evidencias presentadas por las autoridades en asuntos criminales y determinar si existen suficientes elementos para emitir cargos.

Las deliberaciones de un gran jurado suelen mantenerse bajo secreto, pero en este caso se han dado a conocer algunos documentos que están siendo presentados por las autoridades como evidencia para sostener sus acusaciones contra la secta.

Entre los cientos de cajas de documentos decomisadas, las autoridades localizaron biblias familiares y fotografías, entre ellas varias del actual líder de la secta, Warren Jeffs, en abrazos y besos íntimos con adolescentes que parecen menores de edad.

Jeffs fue declarado culpable el año pasado en Utah de dos cargos de complicidad en una violación y otros delitos relacionados a un matrimonio que realizó en 2001, entre un adulto y una menor.

El líder de la secta se encuentra en la actualidad preso en una cárcel de Arizona en espera de otros cargos relacionados al matrimonio de adolescentes menores de edad.

El 3 de abril pasado decenas de agentes de los servicios estatales de protección infantil entraron, autorizados por una juez, al rancho propiedad de la FDLS, y removieron 463 niños que residían ahí con sus padres.

Las autoridades estatales justificaron la incursión y remoción de los niños al presumirse la existencia en el lugar de actos de abuso físico y sexual de los menores.

Tras sacarlos del rancho, los servicios de protección infantil distribuyeron a los niños en decenas de hogares adoptivos estatales a lo largo y ancho de la entidad.

La masiva remoción de menores y su separación de los padres, dio pie al mayor caso de disputa de custodia registrado en la historia de Texas.

Los padres exigieron ante las cortes estatales la devolución de sus hijos lo que condujo a que la Suprema Corte de Texas, ordenara la devolución de los más de 460 niños al considerar que las autoridades estatales, sobrepasaron su autoridad al remover a los menores.

La FDLS constituye una rama disidente de la Iglesia Mormona que fue expulsada por continuar ejerciendo la poligamia.

La mayor parte de los miembros de la secta residen en comunidades del sur de Utah y norte de Arizona, pero desde hace unos años algunos se extendieron a Texas y se establecieron en el rancho cerca de la comunidad de El Dorado en el suroeste de la entidad.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login