El almidón de yuca es usado para crear envoltura de alimentos

POPAYAN, Colombia. (ConCiencia) – Héctor Samuel Villada es uno de los profesores que no se conformó con dictar clases en una universidad de Colombia. Con sus alumnos, comenzó a experimentar hasta llegar a la producción de empaques con uno de los alimentos más utilizados en la cocina colombiana: la yuca.

Al extraer el almidón de la yuca, el mismo con que se utiliza en este país para hacer el pandebono y almojábanas, es ahora un material biodegradable, que remplazaría los empaques de plástico y que provienen del petróleo.

“Estamos haciendo películas que puedan ser usadas en la parte de almacenamiento de alimentos como manzanas, peras, o incluso también para el desarrollo de películas comestibles”, dijo Villada, ingeniero agroindustrial y docente de la facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad del Cauca. “Para proteger una manzana o el alimento y que incluso se pueda consumir el alimento con la película comestible. La idea es retardar los procesos de maduración o de degradación de la fruta”.

En el desarrollo de los empaques también se ha realizado la película flexible que no tiene el empaque activo y que puede llegar a ser utilizado para empacar flores, bananos o productos de exportación, simplemente para servir como cobertura. Este tipo de empaque reemplaza la película plástica sintética por una película plástica biodegradable.

El profesor y su equipo también están desarrollando empaques activos biodegradables que permitan proteger el alimento contra microorganismos y que aumenten su durabilidad. Al ser biodegradables, los empaques se descomponen llegando al suelo, lo que no sucede con los plásticos sintéticos provenientes del petróleo.

“Estamos en diferentes líneas de investigación dentro de los empaques biodegradables”, dijo Villada.

Uno de los objetivos de este grupo académico es llevar este modelo a una escala industrial.

“No queremos entrar a competir con materias primas que sean para consumo humano”, dijo Villada. “Lo que queremos es trabajar con materia prima de carácter industrial”.

El sabor del empaque

Cuando se trata de empaques de alimentos, a éstos también se les pueden agregar sabores como vainilla u otros para el consumo.

“Las personas se pueden imaginar a esa película que se vende pequeña para darle sabor a la boca, para controlar el aliento; es algo similar”, dijo Villada.

La tendencia actual es la de generar productos biodegradables, que sean amigos del medio ambiente. La idea es buscar sustitutos a los productos sintéticos, ya que el petróleo se está disparando en precio y la reserva cada vez se hace más pequeña.

En Colombia, aun hay suficiente cultivo de yuca y hay mucho por desarrollar. Por eso esta investigación sería innovadora en el mercado y aumentaría la producción en el país.

Cómo se produce la película de empaque:

– Se extrae el almidón de la yuca mediante procesos tradicionales: Se pela el tubérculo, se muela y se extrae el almidón.

– Luego de sedimentarse, el almidón pasa a unos tanques de fermentación.

– Luego de unos 20 días en el proceso de fermentación y secado al sol, el almidón se mezcla con agua y otras sustancias plastificantes naturales que facilitan el deslizamiento de las moléculas.

– El almidón es trasladado a una máquina extrusora, para formar las películas. De allí se obtienen cintas que luego se transforman en pequeñas ‘lentejas’, al igual que los polímeros normales. Esta es la materia prima para la manufactura de bioplásticos finales. 

You must be logged in to post a comment Login