La tormenta tropical Dolly se convierte en huracán (NHC)

WASHINGTON (AFP) – La tormenta tropical Dolly fue clasificada este martes como huracán de categoría 1, el segundo de la temporada 2008, tras cobrar fuerza sobre el golfo de México en dirección a la frontera mexico-estadounidense, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Con vientos soplando a 120 km/h, Dolly pasó a ser un huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, que cuenta con cinco niveles, y podría cobrar más intensidad al tocar tierra, dijo el NHC con sede en Miami.

El segundo huracán de la temporada se encontraba a aproximadamente 205 km al sureste de la ciudad fronteriza Brownsville (Texas), dijo el Centro Nacional de Huracanes estadounidense, en su reporte de las 00H00 GMT. La tormenta se desplazaba a un ritmo de 18 km/h.

“Se espera que este movimiento continúe hasta que el centro de Dolly toque tierra a lo largo de la costa del noreste de México o por la zona más al sureste de Texas cerca del mediodía (17H00 GMT) del miércoles”, dijo el centro.

“Se pronosticó un fortalecimiento adicional antes de que toque tierra”, agregó el NHC.

“No habrá picnic en la isla del Padre”, dijo a CNN el director del NHC Bill Read, para referirse a la larga y estrecha isla que se extiende a lo largo de la costa de Texas que cuenta con complejos residenciales.

El huracán podría provocar de 150 a 250 mm de precipitaciones en el sur de Texas y el noreste de México en los próximos días.

Pero ciertas zonas podrían sufrir lluvias aún más fuertes con una acumulación de cerca de 380 mm, así como fuertes olas y mareas en el punto de impacto del huracán, informó el NHC.

“Un aumento de las inundaciones de 1,2 a 1,8 m por encima de los niveles de marea provocado por la tormenta costera, junto con olas peligrosas, puede esperarse cerca y al norte de donde el centro toque tierra”, agregó el NHC.

Dolly podría además producir tornados en el sur y centro de Texas.

Un alerta fue emitido para las costas de Texas y la costa noreste de méxico hasta la frontera entre los dos países.

“Los preparativos para proteger la vida y las propiedad deben ser rápidamente completados”, advirtieron los especialistas de previsión meteorológica del NHC.

Aproximadamente un cuarto de las instalaciones petroleras estadounidenses se concentran en el golfo de México, según el servicio de manejo de minerales estadounidense.

Por precaución, la compañía anglo-holandesa Shell, evacuó a 185 personas en la zona.

ExxonMobil y Chevron evacuaron igualmente el personal “no esencial” de las instalaciones situadas dentro del trayecto de la tormenta.

ExxonMobil se declaró “pronta para evacuar el personal restante” antes de la llegada de la tormenta, pero aseguró que el impacto en la producción era “mínimo”.

La compañía Shell indicó que su producción no se vio afectada.

En materia militar, la Marina de guerra estadounidense decidió desplazar más de 100 aviones de sus bases de Corpus Christi, Dallas, Midland y San Angelo en Texas y de Las Cruces, en Nuevo México (suroeste), indicó una portavoz de la marina, Tamsen Reese.

El resto de los aparatos serán guardados en los hangares, agregó.

El NHC pronosticó una temporada de huracanes activa para 2008, previendo unos nueve huracanes y 12 tormentas tropicales en la región del Atlántico. La temporada de huracanes va del 1 de junio a fines de noviembre.

You must be logged in to post a comment Login