Temen rompimiento de diques en el Río Bravo por lluvias de Dolly

Dallas.- El huracán Dolly, que se prevé tocará tierra el miércoles, causará lluvias tan intensas en el valle sureste de Texas que las autoridades alertaron a la población del riesgo de que se rompan los diques que contienen la corriente del Río Bravo.

Autoridades del condado de Cameron, en Brownsville, Texas, urgieron este martes a los residentes de la zona a permanecer alejados de los diques, ante el peligro de que Dolly siga la misma trayectoria del huracán Beulah, que inundó el área en 1967.

Si se confirma esta trayectoria, “los diques no van a soportar tanta agua”, advirtió Johnny Cavazos, coordinador de la Administración de Emergencias del condado de Cameron.

El Servicio Nacional del Clima pronosticó que Dolly podría provocar acumulaciones de lluvia de hasta 50 centímetros y causar inundaciones en algunas aéreas cercanas a la costa.

En septiembre de 1967, el huracán Beulah causó acumulaciones de hasta 80 centímetros de lluvia en algunas partes del sur de Texas, provocando inundaciones y tornados que causaron la muerte de 58 personas.

Los diques del Río Bravo se han deteriorado desde entonces y persiste la amenaza de que fuertes precipitaciones, como las que podría ocasionar Dolly, provoquen su ruptura, conduciendo a severas inundaciones en la zona.

“Podemos tener un problema mayor aquí”, afirmó Cavazos al hablar ante un grupo de más de 100 funcionarios del condado de Cameron y de la ciudad de Brownsville, reunidos este martes para planear formas de enfrentar la amenaza.

Ante estos pronósticos, el gobernador de Texas, Rick Perry, emitió una declaración de desastre anticipada ante la inminente amenaza de Dolly.

La declaración abarca 12 condados del sur y sureste de Texas y permite a las autoridades iniciar las acciones de prevención, como el despliegue de recursos solicitados por los gobiernos locales para asegurar a sus comunidades.

Perry activó la víspera a mil 200 soldados de la Guardia Nacional y ordenó que 250 autobuses permanecieran listos en San Antonio para ser utilizados en caso de alguna evacuación.

Dolly se vuelve huracán rumbo a la frontera México-EU

Miami.- Dolly se convirtió el martes en el segundo huracán de la temporada 2008 en el Atlántico, al alcanzar vientos de 120 kilómetros por hora cuando se situaba a 265 kilómetros de la frontera mexicano-estadunidense, a donde se prevé llegue el miércoles.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos informó que a las 21:00 GMT, el fenómeno se localizaba 265 kilómetros al este-sureste de Brownsville, Texas, limítrofe con la ciudad mexicana de Matamoros.

El organismo advirtió que los vientos con fuerza de tormenta tropical empezarán a sentirse desde esta noche en esa región.

El CNH precisó que sigue en vigencia la alerta sobre probabilidad de condiciones huracanadas dentro de 24 horas para la zona que va del río San Fernando hasta Matamoros, Tamaulipas, y en el lado estadunidense desde Brownsville hasta Corpus Christi, Texas.

La dependencia estadunidense, con sede en Miami, destacó que además hay alerta de tormenta tropical entre Corpus Christi y Paso San Luis, y del lado mexicano entre Río San Fernando y La Pesca.

Dolly avanza hacia el noroeste a unos 17 kilómetros por hora, en una trayectoria que lo llevará a tocar tierra la tarde del miércoles en un punto cercano a la frontera mexicano-estadunidense.

El CNH indicó que el fenómeno llegó a la categoría uno en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles, al alcanzar vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, y pronosticó un fortalecimiento adicional antes de ingresar a tierra.

Advirtió que los vientos con fuerza de huracán se extienden a 30 kilómetros del centro, y aquellos con fuerza de tormenta tropical a unos 260 kilómetros.

Debido a su extensión, los vientos con fuerza de tormenta tropical empezarán a sentirse esta noche en las costas del noreste mexicano y del sureste texano.

La agencia consideró que el ciclón podría provocar entre seis y 10 pulgadas d

You must be logged in to post a comment Login