Cuba cumple dos años de cautelosa transición de Fidel a Raúl

LA HABANA (AFP) – Cuba celebra la fiesta más importante de la revolución el sábado, cuando se cumplen dos años de que Fidel Castro enfermara y saliera de escena pública, y su hermano Raúl emergiera para dirigir una lenta transición sin viraje político y cautelosos cambios económicos.

Raúl, de 77 años, encabezará el acto que conmemora en Santiago de Cuba, 950 km al este de La Habana, el 55 aniversario del asalto al Cuartel Moncada, que, aunque fallido, la historia registra como la primera acción armada de Fidel Castro que desembocó en 1959 en el triunfo de la revolución.

La efeméride rememora la última aparición pública del líder comunista, que tras los actos del 26 de julio de 2006 en Bayamo y Holguín fue operado de urgencia y cinco días después cedió el mando a Raúl provisionalmente por sufrir una grave enfermedad intestinal.

Dos años después e investido presidente hace cinco meses tras la renuncia de Fidel, Raúl gobierna con los militares y la vieja guardia comunista, empecinado en reactivar la economía, con base en una reforma agrícola y un aumento de la productividad a través del pago por rendimiento, sin “igualitarismo” ni techo salarial.

“Todos quisiéramos ir más rápido, pero es necesario actuar con realismo”, dijo hace dos semanas ante el Parlamento.

Hace un año en el acto del 26 de julio en Camagüey, aún interino, sorprendió al anunciar “cambios estructurales”. Hace poco declaró “máxima” prioridad a la producción de alimentos y autorizó la entrega de tierras ociosas en usufructo a manos privadas, pero sin modificar la propiedad estatal.

La expectativa llegó al tope cuando, tras asumir formalmente la presidencia, eliminó prohibiciones que impedían a los cubanos hospedarse en hoteles, contratar celulares o alquilar autos; liberó la venta de computadores y autorizó permisos a transportistas privados.

Pero los cubanos se quejan de que el salario (de unos 17 dólares al mes) no da para vivir, aunque tengan alimentos subsidiados y servicios gratis, y piden la eliminación de restricciones para viajar, apertura de pequeños negocios privados y libre comercio de autos y casas.

“No he visto cambios, todo normal. Hay algunas mejoras, puedo hacer lo que hace un extranjero, ir a un hotel, alquilar un carro, pero lo otro, el costo de la vida sigue ¡en candela! (mal)”, evalúa Pedro Núñez, de 51 años, que trabaja estacionando autos en la calle.

El transporte mejoró mucho y hay menos apagones. José Sánchez, chófer de 30 años, es optimista y paciente: “Veo cambios para mejor, pero pequeños y lentos. Va a mejorar la alimentación, pero eso lleva tiempo”.

“La gente todavía espera cambios simbólicos. Raúl está en deuda. Hay un poco de desconcierto por la incertidumbre de a qué modelo se va a apostar, parece ser que a uno menos centralizado, pero aún está en debate y no se sabe qué es”, dijo a la AFP un sociólogo cubano, que prefiere no citar su nombre.

Cambios “poco a poco” con modelo cubano, ni chino ni vietnamita, y sin poner en duda el socialismo, sostiene Raúl, al salir al paso de cualquier suposición.

Su gobierno firmó dos pactos de derechos humanos, conmutó penas de muerte, y mejoró sus relaciones con la Iglesia y la Unión Europea -que recién eliminó sanciones impuestas en 2003-; pero la oposición afirma que hay represión y cero apertura política.

Para Washington las medidas son “cosméticas”. Analistas internacionales no logran descifrar hasta dónde llegarán los cambios de Raúl y estiman que mientras viva Fidel todo seguirá igual.

“Hay una parálisis. Están buscando una fórmula intermedia que no acaban de lograr, cómo producir sin liberalizar, dar espacios sin apertura, manteniendo el poder intacto. Y en esa búsqueda hay una fricción entre reformistas e inmovilistas”, opina el disidente moderado Manuel Cuesta.

A punto de cumplir 82 años, Fidel parece mejor de salud, y, aunque retirado y dedicado a escribir, su liderazgo histórico tiene un peso indiscutible que, según observadores, está influyendo -a través de sus “reflexiones” de prensa-, en el ritmo y alcance de los cambios de Raúl.

You must be logged in to post a comment Login