Forma Salvador Espejo grupo de niños pintores en Jonacatepec, Morelos.

* Los enseñó a pintar en semillas de frijol, maíz y haba.

México, 24 Jul (Notimex).- La imagen del general Emiliano
Zapata, montado a caballo y acompañado por cuatro revolucionarios,
ilustra una semilla de maíz pintada por un pequeño de 10 años de edad
en Jonacatepec, Morelos.

En la misma, la cual es una miniatura artística hecha por niños
pintores, se usó también un frijol en el que se puede apreciar una
yunta de bueyes, así como un paisaje rural en una semilla de haba.

Salvador Espejo Martínez, ingeniero agrónomo egresado de la
Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, de Coahuila, es el autor
intelectual de esta revolución artística que ha dejado su estela
creativa en el municipio de Jonacatepec.

Todo empezó en 2006 cuando Espejo Martínez recibió el apoyo del
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a través del
Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC),
para hacer un taller de pintura para niños al que llamó “Arte sobre
naturaleza”. En ese entonces no había artistas ni artesanos en la
localidad. Hoy, el más viejo de ellos, quizá tenga 13 años.

“Empecé a darle clases a casi 40 niños en la Casa de la Cultura,
los enseñé a pintar sobre piedras, corteza de árboles, hojitas y
semillas, cosas que normalmente la gente cree que es basura”,
explicó.

Lo que inició como una alternativa de empleo, llevó al maestro a
formar un ejército de pequeños pintores que ahora suma más de 300.
Con la colaboración del ayuntamiento local, Salvador Espejo y sus
niños han comenzado a participar, con el arte, en la actividad
económica.

Las pequeñas pinturas sobre semillas se comercializan en
exposiciones que viajan a las ciudades de Cuernavaca y Cuautla, en
Morelos.

Hay algunas que alcanzan valores de hasta 50 pesos, mismos que
se pagan directamente al artista y que le sirven para su sustento
familiar.

El proyecto ha madurado notablemente, pues el ingeniero, pintor
y autodidacta desde la infancia, ha formado a un grupo de pequeños
discípulos que enseñan a otros niños en Cuautla, Cuernavaca y
Atlatlaucan. Juntos se van en brigadas para mostrar que con algunos
pinceles, pigmentos y semillas se pueden crear objetos artesanales.

Sigue
Forma Salvador Espejo. dos. artesanales.

A su vez, Salvador Espejo, a bordo de una camioneta con
altavoces, recorre las localidades cercanas de Tlaica y Tetelilla
para invitar a los niños a acercarse y pintar sobre piedritas del
campo.

“No se trata de un sueño bucólico, sino de una actividad para
alejar a los niños de la vagancia, las drogas y los videojuegos”,
explicó Espejo.

Como una muestra de los alcances de este proyecto, los días 8, 9
y 10 de agosto, en la casa de la Cultura de Jonacatepec, se mostrarán
más de 500 trabajos miniatura en una exposición dedicada al natalicio
de Emiliano Zapata.

A sus 47 años, el ingeniero y pintor se encamina por terrenos
nunca antes explorados en Jonacatepec. Lejos están sus días como
trabajador inmigrante en Minnesota, Estados Unidos, donde a
principios de 2000 se le conoció como “Maestro Frijolito”, por sus
trabajos artísticos en semillas.

“Lo que quiero es hacer una revolución del arte y que en el
futuro, con lo que hemos logrado, pueda haber una escuela de pintura
en Jonacatepec”, concluyó.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login