Preparan mexicanos de Chicago protesta contra violencia pandilleril

Chicago.- Comerciantes y residentes del vecindario mexicano La Villita organizan para el próximo lunes una manifestación contra la violencia pandilleril, que en los últimos meses reporta entre una y dos balaceras por semana en la zona.

“Los mexicanos nunca nos quejamos de nada, y ya es tiempo de que lo hagamos. La violencia se ha incrementado a un nivel escandaloso en las calles de este vecindario”, afirmó Javier Rojas, empresario de la calle 26.

El más reciente caso fue el de la joven Nicole Medina, de 20 años, quien murió como consecuencia de los disparos que realizó un hombre en contra de un grupo de personas la madrugada del sábado en la calle 24.

A iniciativa de Rojas y de Elizabeth Hernández, voluntaria en una iglesia del vecindario, el próximo lunes 28 se realizará en la concurrida calle 26 una manifestación vespertina.

“Si los morenos (afroamericanos) salen a las calles a protestar y hacen vigilia cuando muere alguno de ellos en un acto de violencia pandilleril, ¿por qué nosotros no podemos hacer ese reclamo abierto?”, se preguntó Rojas.

En el evento participará el jefe de la policía del Distrito 10, al que pertenece La Villita, el puertorriqueño Roberto Zavala, quien ha pedido la colaboración de la comunidad para reducir la actividad de las pandillas.

“(Zavala) nos dijo que quiere que le pongamos retos a sus oficiales para que respondan con más decisión contra los pandilleros”, agregó Rojas, propietario de una empresa de seguridad privada que trabaja en coordinación con la policia del distrito.

El exhorto al mitin que organizan ambos residentes de La Villita tuvo una respuesta inmediata por lo que se espera la participación de políticos locales, empresarios, organizaciones comunitarias y religiosas.

“Invitamos al alcalde Richard Daley para que nos acompañe, como hace en las manifestaciones de los morenos, porque creemos que así mandamos un mensaje fuerte a las pandillas de que no vamos a permitir que sigan actuando en nuestro barrio”, añadió.

Entre los vecinos de La Villita entrevistados sobre su participación en este evento, una mayoría lo consideró una buena acción para presionar a las autoridades, pero hubo quienes respondieron con indiferencia.

“Esto es algo normal, cada verano las pandillas agarran las calles para ajustar cuentas y luego, cuando llega el frío, se calman”, dijo Abel Martínez, residente de la calle 27.

Pero para Javier Rojas ese conformismo le hace daño a la comunidad: “mucha gente de La Villita está pagando dos mil dólares mensuales en hipoteca de su casa, ¿cómo es posible que destinén tanto dinero a arraigarse en este sitio y viva con incertidumbre?”.

El objetivo de la manifestación no es solo protestar, sino involucrar a la comunidad en acciones que nos ayuden a sacar a las pandillas de nuestro vecindario, agregó.

“Si los pandilleros ven que las calles están más monitoreadas por los propios habitantes, en colaboración con la policía, se van a ir de aquí”, dijo Rojas.

En tanto, la policía de Chicago llevará a cabo este sábado el intercambio anual de armas de fuego por tarjetas prepagadas con 100 dólares en 25 puntos de la ciudad.

Las armas se reciben, sin ninguna pregunta personal, de 10 de la mañana a cuatro de la tarde. En el 2006 esta campaña obtuvo cuatro mil 700 armas, y al año siguiente seis mil 713, una gran cantidad pese a las restricicones que hay para su compra.

Tantas armas circulando en Chicago, según Javier Rojas, son producto del abastecimiento que tienen las pandillas en el sur del país donde hay mucha facilidad para adquirirlas, como en Texas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login